Si no se normaliza el comercio, el precio del maíz se disparará

El valor podría alcanzar los $ 700 en dos meses si no se dan señales de transparencia en el mercado del cultivo, cuya cadena de valor celebró ayer su congreso anual.

Por
11deAgostode2009a las07:23

La falta de expectativas que les genera a los productores sembrar maíz, un cultivo que en los últimos años vio fuertemente reducido su precio en el mercado local por los repentinos cierres y reaperturas de las exportaciones, está decidiendo a muchos a sustituirlo por la soja. Y, ante las perspectivas de que la próxima campaña la producción sea mínima, como ya lo fue la pasada (cuando cayó de algo más de 20 millones de toneladas a 12 millones), quienes tengan maíz guardado no lo van a vender, esperando que el precio suba, lo que a su vez anticipará la escasez y, en consecuencia, la suba del precio.

Así razonó un analista presente ayer en el congreso anual de Maizar, que agrupa a las empresas que conforman la cadena de este cultivo, y concluyó: “Si esto no se arregla, en octubre tenemos el maíz en $ 700 (el doble que a la misma altura del año pasado, y 75% más que los precios de este año), y ahí quiero ver qué pasa con el pollo, los huevos, la leche, la carne”.

“¿Cómo va a haber laburo si no queremos producir nada? No hay país del mundo que funcione de empleados públicos y empleados de sindicatos”, opinó otro especialista asistente al congreso, que tampoco quiso ser identificado. “Ojalá los países desarrollados nos ayuden a tener cierto sentido de realidad”, dijo, tras escuchar la disertación del japonés Takashi Matsumoto, director general de la oficina representativa de América del Sur de Agricutural & Livestock Industries Corporation (ALIC), una agencia administrativa del gobierno japonés que busca estabilizar la oferta y demanda agrícola y ganadera de un país que es el mayor importador de maíz del mundo.

“En caso de producir maíz en Japón, su costo es aproximadamente tres veces superior al precio CIF. Por lo tanto, el 75% de los forrajes para el ganado es importado. La ganadería de Japón estaría en crisis si no se importara el maíz a bajo costo y en forma estable”, explicó Matsumoto.

Si bien Japón le compraba desde la Segunda Guerra el 99% del maíz a Estados Unidos, el auge de la producción de etanol para biocombustibles llevó al país a buscar abastecedores alternativos, como Brasil y la Argentina. “Pero en la Argentina, lamentablemente continúa el enfrentamiento entre el campo y el Gobierno, lo que la ubica como un exportador poco confiable”, señaló, aunque dijo confiar en que la situación se resuelva y expresó su deseo de comprarle a la Argentina.

“Hacer un kilo de carne una requiere unos u 8 kilos de maíz. Pero, en precio, cada kilo de carne vacuna compra 50 de maíz”, dijo otro asistente, remarcando el valor agregado que es posible darle a este cultivo.

Por Alejandra Groba.

Temas en esta nota

    Cargando...