Cristina cerró filas con Chávez y firmó acuerdos por US$ 1.100 millones

Argentina, además, exportará este año 10.000 camiones y autos a Venezuela.

Por
12deAgostode2009a las07:43

La Presidenta apareció pasadas las 11.20 de la mañana en el mismo Lincoln que la fue a buscar a su arribo al aeropuerto de Caracas, la noche del lunes. Descendió por una puerta lateral del Palacio de Miraflores, para evitar curiosos. Hugo Chávez la esperaba apostado en la escalera y bajo el "cuidado" de la guardia presidencial, vestida de furioso rojo chavista. Tras sonar los himnos nacionales ambos se pusieron a hablar del clima y hasta bromearon con la altura de Caracas, incomparable en altitud con la de Quito (2.800 metros del mar) y donde la Presidenta se descompensó el lunes por apunamiento.

No todo fueron gestos en la nueva visita de Cristina Kirchner a Caracas. Al cabo de un encuentro a solas de más de dos horas -que se amplió más tarde a ministros y empresarios- la Presidenta defendió la alianza "política, económica y comercial" entre la Argentina y Venezuela y anunció la firma de 22 acuerdos por unos 1.100 millones de dólares. Los acuerdos incluyen el compromiso venezolano de compra de 10.000 autos, camiones y autobuses de aquí a fin de año.

Los negocios con Chávez se producen en el marco del proceso de sustitución de importaciones colombianas que inició Caracas, y del que la Argentina aparece como uno de los principales beneficiarios. Con todo, la Presidenta salió a aventar sospechas sobre cierto oportunismo comercial ante las fuertes diferencias políticas que separan a Chávez de su colega Alvaro Uribe. "No le estamos quitando nada nadie", dijo sobre el convenio automotriz. "Se ha reabierto el cupo" venezolano de importación de autos, "ya que en 2007 tuvimos un cupo de 19.000" unidades y lo que estamos renovando es ese cupo", agregó en una rueda de prensa al término del encuentro.

La dimensión de los acuerdos lo da la cifra del intercambio en materia comercial del años pasado: 1.400 millones de dólares.

Hace dos semanas, después de que Uribe avanzara en su plan de abrir bases norteamericanas en su país, Chávez anunció la suspensión de la importación de 10.000 autos hechos en Colombia como parte de la revisión de acuerdos comerciales con Bogotá. Colombia ha sido hasta ahora el segundo socio comercial de Venezuela.

Los beneficios de este giro para la Argentina pudieron conocerse ayer en detalle.

Cristina destacó que en los acuerdos firmados en Caracas están representadas "casi todas las actividades características de la economía argentina", desde productos primarios hasta maquinaria agrícola.

Los acuerdos disponen la compra a la Argentina de 80.000 kilos de carne vacuna, 8 mil toneladas de leche en polvo 18 toneladas mil de pollo y lo que la Presidenta definió como "el acuerdo de exportación arrocero más importante de la historia" del comercio nacional. Cristina mencionó también la venta de grúas, equipos de riego y de "un millón de pares de zapatos".

"Agradecemos esta rápida respuesta" de la Argentina "para el suministro alimentario" concedió Chávez e insistió en que todo el petróleo y el gas que la Argentina "necesite en este siglo está aquí".

De lo que hablaron en privado, la cuestión Techint fue el punto que más atención despertó. Se dijo aquí que la empresa, que acaba de sufrir tres nuevas expropiaciones, estaría interesada en colocar -vía terceros- tubos sin costura en Venezuela.

Como sea de grande su esfuerzo, a Chávez no le será fácil desprenderse de la relación cultural con Colombia. El menú presidencial de ayer en Miraflores se conformaba de pollo sin piel y papitas colombianas con mantequilla y romero.

Por: Natasha Niebieskikwiat.

Temas en esta nota

    Cargando...