El Indec de Boudou debutó con otro índice manipulado

La inflación oficial se ubicó en 0,6%, mientras que para los privados el aumento fue del doble.

13deAgostode2009a las07:50

Los ministros continúan desfilando por el Palacio de Hacienda y lo único que no cambia es la manipulación de las estadísticas oficiales. La expectativa de que finalmente el Gobierno comenzara a sincerar el dato de inflación chocó con la realidad del índice de julio. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó ayer que la inflación del último mes fue de 0,6%, lo que implica prácticamente la mitad de lo indicado por las estimaciones privadas, que proyectaron para julio una suba de entre 1,1 y 1,2 por ciento.

Con el dato de julio, el costo de vida acumulado en los primeros siete meses de 2009, según el Indec, llegó a 3,4%, mientras que en los últimos doce meses la suba trepa al 5,5%, muy lejos de la cifra de alza de entre 14 y 15% con la que trabajan la mayoría de las consultoras privadas.

Según el Indec, las principales subas en julio se registraron en los rubros de transporte e indumentaria, que cerraron el mes con un incremento del 1%, seguidos de cerca por la medicina privada, que tuvo un aumento del 0,9 por ciento. En la otra punta de la lista hay que incluir a los sectores de educación (con un alza de apenas 0,2%) y vivienda y servicios básicos (0,4 por ciento).

En el caso específico de los alimentos, para las estadísticas oficiales se trató de un mes relativamente tranquilo y en promedio el rubro tuvo un incremento del 0,5%, mientras que para los artículos que integran la canasta básica la suba fue de sólo 0,4 por ciento, como producto de los aumentos en azúcar (1%), carnes (0,7%) y panificados (0,7%), que se vieron parcialmente compensados por las bajas en lácteos y bebidas sin alcohol (-0,2 por ciento).

La evolución de la canasta básica no es un dato menor, ya que se utiliza como parámetro para determinar los índices de pobreza e indigencia en la Argentina. De acuerdo con los últimos datos del Indec, hoy una familia tipo (dos adultos y dos niños) necesitaría tener ingresos de 447,36 pesos para no caer por debajo de la línea de la indigencia y de 1013,32 pesos para no ser considerada pobre.

La inflación minorista oficial, además, se ubicó por debajo de la suba registrada por los precios mayoristas, que de acuerdo con la medición del Indec en julio tuvieron un alza del 1,2%, y de esta manera acumulan en los primeros siete meses del año un incremento del 4,6%, es decir, apenas por encima del índice de precios al consumidor. Por su parte, el rubro de la construcción tuvo un alza del 0,7% en el último mes y en el año suma un alza del 5,2 por ciento.

Expectativas
El índice de julio fue el primero que se elaboró durante la gestión de Amado Boudou y era esperado con una relativa esperanza por parte de los analistas privados acerca de que algo podía estar cambiando en el Indec. Un poco antes de que se hiciera público, incluso el propio Boudou había señalado que desde su cartera se estaban tomando medidas para "poner en valor" el Indec, aunque había destacado que se trataba de un "trabajo a fondo" que tendrá resultados "en el tiempo" y no en lo inmediato.

Igualmente, la ilusión de una normalización de las estadísticas oficiales duró muy poco. "Un mes era poco tiempo para completar un cambio profundo en el Indec, pero si desde la nueva administración de Boudou se hubiera querido dar una señal de que algo estaba cambiando, el número de la inflación de julio podría haber sido distinto y haber estado más acorde con la realidad", señaló María Castiglioni, economista de la consultora C&T, que informó para julio un alza del 1,1% en el costo de vida

Sin cambios
La desilusión fue compartida por el ex viceministro de Economía Jorge Todesca, que sostuvo que el nuevo índice "no refleja un cambio". "La incógnita que sigo teniendo es cómo hacen

Temas en esta nota

    Cargando...