Hipermercados culpan a súpers y almacenes por el alto precio de la leche

Usinas y tamberos acusan al supermercadismo de quedarse con la pata del león del negocio lácteo ya que la producción vende la leche barata y los consumidores la compran cara. Pero ahora, los supermercadistas salen a negarlo.

Por
13deAgostode2009a las08:23

Asó lo dijo a la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputaos el martes Juan Vasco Martínez, el directivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), entidad que cuenta en sus filas a la cadena francesa Carrefour.

Antes lo habían precedido representantes de las entidades de la mesa de enlace, FAA, Coninagro y SRA, más Carbap, que como integrante de CRA también llevó esa voz.

Los representantes de los tamberos pidieron de forma unánime “que se transparente la cadena” para equilibrar los ingresos en los eslabones. “El consumidor puede pagar lo mismo pero le llegaría un poco más al productor” aseguró Guillermo Giannasi de la FAA.

El razonamiento compartido por la mayoría de los productores presentes, y de los legisladores tanto de oposición como de oficialismo, se enfrentó con una limitante a la hora de escuchar a los supermercados.

Según Vasco Martínez las cadenas de retail no concentran la mayor parte de la comercialización. “La consultora MC Nielsen dice que en los supermercados se comercializa el 45% del mercado”, señaló para avalar la afirmación.

“El resto se vende en comercios de autoservicio y almacenes tradicionales” añadió el supermercadista. Dando a entender que si alguien secaba la tajada grande en el negocio eran los almaceneros de barrio y los supermercados chicos..

Pero eso no es todo, porque la diferencia existente entre el precio de venta de la industria y el que paga el consumidor “no es la optimidad” remarcó el español que lamentó no haber traído información respaldatoria.

“Tomando como base el precio de un litro de leche extra calcio de 2,90 pesos, el margen del supermercado arroja una pérdida de 30 centavos”, afirmó sin inmutarse Vasco Martínez, palabras que desafiaron la paciencia de más de un asistente.

Como justificativo observó que al precio que pagan a la industria hay que añadir todo tipo de impuestos, tasas municipales, servicios, y “tampoco los productos se venden solos”, reveló, por lo cual es necesario incluir en los costos un ejército de empleados que implican sueldos y cargas sociales, todo ello sumado termina dando un número negativo.

En pocas palabras los supermercados, a quienes se intenta “demonizar” según la visión de Vasco Martínez, no tienen ya la parte del león, sino que ni siquiera tienen parte alguna. Entendió bien, trabajan a pérdida, y ponen a razón de 30 centavos por cada litro de la leche mencionada que el consumidor retira de las góndolas.

“Con algunos productos se gana y con otros se pierde”, sostuvo Vasco Martínez, develando el secreto del negocio del retail.

Nada pudo explicar el directivo de ASU cuando se le preguntó por los diferenciales de precios de compra y venta de los quesos, ni tampoco pudo mostrar una estructura de costos que justificara sus afirmaciones. Eso sí, dejó claro que el Supermercadismo con la leche no gana plata, la pierde.

Temas en esta nota

    Cargando...