En busca de financiamiento

Después de los quebrantos del último ciclo, para incentivar la nueva siembra, bancos y empresas proveedoras de insumos intentan atraer el interés de los productores con planes especiales de apoyo.

14deAgostode2009a las06:16

Después de una campaña signada por fuertes quebrantos, que se ubicaron entre 100 y 200 dólares por hectárea debido a una explosiva combinación de sequía, insumos y alquileres pagados caros y precios de los granos en baja, el ciclo 2009/2010 que se inicia para los granos gruesos gira sobre un punto clave: cómo asegurarse el financiamiento. En líneas generales, hay coincidencias en que, pese al reacomodamiento en los costos que hubo en insumos y arrendamientos en los últimos meses, creció la necesidad de financiarse. "Hay mayor necesidad, en general, porque la estructura de costos, si bien se reacomodó, con relaciones insumos/producto y servicios/producto más favorable, no mantuvo la misma escala que el quebranto de las empresas en general. Por lo tanto, el saldo de capital operativo alcanza para sembrar menos hectáreas aún, y eso significa mayor necesidad de apalancamiento de cualquier tipo", dijo el consultor Gustavo Duarte.

Teo Zorraquín, socio de Zorraquín + Meneses y Asociados, tiene una visión similar. "La necesidad de financiamiento es mayor, porque al haber una fuerte pérdida disminuyó mucho el capital de trabajo. Aunque hacer una hectárea agrícola es más barato, la proporción de capital de terceros aumentó en general", expresó.

En ese contexto, bancos privados y públicos (ver aparte) y empresas proveedoras de insumos están muy activos en el mercado. En muchos casos, ambos actores han confluido en alianzas y en otros las mismas insumeras salieron al ruedo con alternativas atractivas, ya sea por canjes o a tasa de interés.

Según Gastón Bourdieu, gerente de la Banca Empresas de Banco Galicia, en el caso de esta entidad la Tarjeta Galicia Rural es hoy una herramienta muy demandada para la compra de insumos. La tarjeta de esta entidad se refuerza para esta campaña con más de 30 convenios con empresas proveedoras de insumos y maquinaria, ofreciendo financiaciones a tasa 0% en plazos que van de 90 a 150 días. Otras líneas son los préstamos financieros en pesos y dólares, además de poder estructurar préstamos mixtos que combinen los beneficios de una tasa 0% y préstamos en dólares hasta la cosecha.

Bourdieu destacó los préstamos en dólares contra contratos forwards, "operación en la cual el productor tiene cubierto el riesgo precio".

En opinión de Pablo Bullrich, gerente de Agronegocios de Santander Río, el sector está ante una nueva campaña donde el financiamiento es un "insumo crítico". "Debido a esta situación, consideramos que en el análisis de los legajos crediticios de este año deberemos poner más foco en las proyecciones de los flujos futuros que permiten el repago del crédito que en los números duros históricos del balance de la campaña anterior", señaló Bullrich.

Por los magros resultados de la última campaña y el déficit de caja de las empresas, la demanda crediticia está focalizada en el corto plazo. Como dato relevante, en el sector destacan que la seca, la lenta negociación por los alquileres y la baja de los insumos demoraron la demanda de crédito e insumos. Según Bullrich, ambas variables se reactivaron "recién en los últimos veinte días". Respecto de los productos más demandados al banco, Bullrich precisó: "Hasta ahora el producto crediticio más demandado fue el préstamo campaña en dólares contra la presentación de contratos de venta de granos a futuro. En las últimas semanas se nota un importante aumento de las operaciones con la tarjeta Santander Río Agro".

Además de la oferta de su tarjeta, la entidad tiene acuerdos con las principales insumeras. Por ello, las compras de insumos que se realicen con su tarjeta tendrán una financiación a tasa cero por plazos que van de los 90 a 180 días se

Temas en esta nota

    Load More