Autos y alimentos "se salvan" gracias a la demanda de Brasil

Cayeron menos de lo esperado por la fortaleza de la mayor economía de la región.

Por
18deAgostode2009a las07:38

En diciembre, la industria automotriz local se preparaba para el peor de los golpes. Las exportaciones al Brasil se habían derrumbado 66% y la producción había caído a la mitad. Hubo casi 400 contratados temporarios que se quedaron sin trabajo y otros 10.000 operarios afectados por suspensiones. Pero el apocalipsis anunciado para 2009 finalmente no llegó. El mercado local se clavó en un piso de 500.000 unidades. Y, más importante aún para las fábricas, Brasil volvió a traccionar.

Apenas 94 millones de dólares es la diferencia entre lo que se exportó a Brasil en julio de 2008, (antes de que estallara la crisis financiera internacional), y el mes pasado. Para darse una idea, en enero las exportaciones a Brasil habían sido de US$ 651 millones, con una caída de 57% de lo que se le había vendido al país vecino en el mismo mes de 2008. Para el mes pasado, era como si nada hubiera sucedido: las ventas a Brasil sumaron 1.310 millones de dólares, casi lo mismo que los US$ 1.404 millones de julio 2008. Una diferencia de sólo 6%.

Los analistas ya hablan de la economía del país vecino como "recuperada" de la crisis. "La demanda brasileña para el segundo semestre está garantizada", dijo Mauricio Claverí, economista de Abeceb.com especializado en el comercio bilateral.

La exportación de vehículos representó el 33,5% de las ventas totales a Brasil en los primeros seis meses de este año, según datos de Abeceb. Las terminales exportan 61% de todo lo que producen. Brasil capta entre 80% y 90% de esas exportaciones.

Un relevamiento del Ministerio de la Producción coincide en que los autos y los alimentos son los protagonistas casi excluyentes de la nueva ola exportadora al país vecino. Embarques de carne, trigo, frutas y verduras encabezan la lista detrás de los autos. Pero agrega que otras industrias retomaron también sus ventas: químicos (con el glifosato como producto estrella), caucho (léase exportaciones de neumáticos) y combustibles.

En su informe de agosto, el Instituto de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) señala la revaluación del real brasileño como uno de los factores del "mejoramiento" de las condiciones externas para la Argentina. "La condición cambiaria no es determinante, pero ayuda", agregó Claverí.

Por: Luis Ceriotto.

 

Temas en esta nota

    Cargando...