Según los bancos, los productores están en la peor situación en muchos años

El capital invertido en el campo y los buenos precios internacionales de los granos son lo que hace a la actual crisis más coyuntural que la de fin de los ‘90, aunque la sequía hizo estragos.

Por
21deAgostode2009a las06:40

¿Cuán crítica es la situación de los productores agropecuarios, más allá de lo que digan ellos mismos o quienes se atribuyen su representación? Quizá nadie mejor que las entidades bancarias para responderlo.

Para los cuatro bancos consultados, la sequía, la peor en muchas décadas, aparece como el gran cross a la mandíbula de las finanzas de los productores. ¿Un knock out? No, pero sí una caída en la que a varios les contarán hasta más de cinco.

Es que la sequía fue democrática: no perdonó ni por escala de explotación, ni por mix productivo, ni siquiera casi por ubicación geográfica, de tan generalizada.

“La mayoría no pudo cancelar sus deudas comerciales y bancarias de esta campaña, y tuvo que refinanciarla toda o parcialmente a la campaña 09/10”, dijeron desde la oficina de riesgo de un banco de capital nacional. “La situación es más crítica que en los ‘90, con la diferencia de que, en lo financiero, es coyuntural, por los precios internacionales y la tecnología invertida en el campo. Si los productores pueden tomar estos precios, van a poder salir de esta apretada situación en una o dos campañas. Por esto los estamos refinanciando”, diagnosticaron en otro.

“En general, se está viendo que, desde hace dos años a esta parte, acentuado por la gran seca, todas las actividades del sector presentan algún grado de dificultad y muchas en situación grave, al punto de ser inviables en términos de rentabilidad”, contaron desde el BBVA Banco Francés.

Arrendatarios

Aunque desde el Banco Galicia dijeron tener un panorama menos drástico, con pocos pedidos de refinanciación y muchos de capital de trabajo, coinciden con sus colegas en que quienes producían preponderantemente en tierras arrendadas son los que están más complicados, puesto que habían pagado de antemano costos altísimos, que luego no pudieron cubrir por la caída de precios de los granos y por la exigua cosecha.

En cuanto al tipo de actividad, la ganadería (de cría) y la lechería (tambo) aparecen como las más perjudicadas, aunque toda la agricultura mostró problemas. “La ganadería y la lechería son dos actividades que no logran recuperarse y las más amenazadas, por la falta de políticas sectoriales específicas”, dijeron en el Francés.

Sin remates

Pese a las dificultades, los bancos aseguran que no se viene una ola de remates, y que hay mucha demanda de créditos para capital de trabajo.

Si bien algunos bancos, para refinanciar o incluso para nuevos créditos, piden más garantía (cuando antes daban líneas a sola firma o clean con más facili dad), dicen que los productores podrán pagar. “Y los que no, ya se concursaron”, aseguran en uno de los bancos.

Por Alejandra Groba.

Temas en esta nota

    Cargando...