El Congreso aprobó eliminar retenciones para varios distritos sojeros bonaerenses

La iniciativa formó parte de la Emergencia Agropecuaria. Es para localidades afectadas por la sequía. Se aprobó a libro cerrado. Podría ser vetada por la Presidenta.

21deAgostode2009a las06:44

El cómodo triunfo del oficialismo en una cuestión clave como la prórroga por un año de las facultades delegadas quedó empañado ayer por una verdadera perlita de la discusión parlamentaria: antes de tratar las facultades delegadas y al aprobar la nueva Ley de Sistema Nacional de Emergencia Agropecuaria, que crea un fondo de $ 500 millones para prevenir y mitigar los efectos climáticos en tierras productivas, la Cámara alta le dio fuerza legal, por unanimidad, a una baja de 50% para las retenciones, por 180 días, que tributan las producción rurales de 15 distritos de la provincia de Buenos Aires, con alta concentración de siembra de soja, y la eximición por el mismo lapso del pago de retenciones para otros 22 partidos bonaerenses afectados por la sequía.

El proyecto, de autoría del peronista disidente Francisco De Narváez, logró colarse a fines de julio entre los dictámenes aprobados por la comisión de Agricultura de Diputados, que encabeza el kirchnerista Alberto Cantero, en el marco de la discusión consensuada por declaraciones y nueva Ley de Emergencia sectorial. La iniciativa de De Narváez, junto con la declaración de emergencia y/o desastre agrario para otras 6 provincias (Tierra del Fuego, Salta, Catamarca, Santa Fe, Mendoza y Neuquén), fueron votadas a libro cerrado en la sesión de Diputados del 5 de agosto. La semana pasada, en tanto, recibieron dictamen favorable en la comisión de Agricultura de la Cámara alta.

Ayer finalmente el Senado las convirtió en ley, también a libro cerrado, dado que ese tipo de declaraciones suele ser una formalidad en la que se tienen en cuenta los pedidos de las provincias afectadas por fenómenos climáticas y se oficializan prórrogas para el pago de impuestos y permisos para que el Ejecutivo nacional distribuya auxilio financiero o faculte al Banco Nación a adoptar medidas especiales para refinanciar a los productores en situación de desastre o emergencia.

Pero, esta vez, el legajo 34/09, correspondiente a la declaración de emergencia y desastre en Buenos Aires, era diferente. El dirigente de Unión-Pro introdujo el artículo 4, por el cual plantea la eximición “la producción agropecuaria originada en los distritos en desastre quedará exenta de la aplicación de los derechos de exportación mientras dure” ese estado, en tanto que “la producción agropecuaria originada en los distritos en emergencia quedará exenta del 50% de las alícuotas vigentes” de retenciones.

Entre los partidos bonaerenses beneficiados por la reducción a la mitad de las retenciones figuran Trenque Lauquen, Pehuajó, Bolívar, Olavarría, Tandil y Carlos Casares.

Desde distintas reparticiones oficiales, se reseña que en varios de esos distritos bonaerenses, así como en varios santafesinos y cordobeses, proliferaron durante el conflicto con el campo el año pasado, las silobolsas aprovechadas por los productores para guardar los granos a la espera de cambios en las condiciones de mercado.

Tras la sanción del Senado, desde el bloque oficial de Diputados se admitió que no repararon en la diferencia del proyecto bonaerense. Y no descartaron que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner termine vetando la ley.

En medio del debate por la prórroga de las facultades delegadas, el senador radical Ernesto Sanz marcó “el contrasentido que en esta reunión de la Cámara se haya aprobado un proyecto que reduce las retenciones agropecuarias en partidos bonaerenses y al mismo tiempo se sanciona una ley que prorroga por un año que esa facultad, que es del Congreso, la siga usando el Ejecutivo”.

En las entidades rurales celebraron la sanción de la iniciativa, y se manifestaban asombrados de que el kirchneri

Temas en esta nota