Redrado lanza medidas para reactivar el crédito

Ante un mayor clima de confianza, el Banco Central dio a conocer ayer una serie de medidas a través de la Comunicación ‘A‘ 4972, destinadas a flexibilizar los requisitos para el acceso al crédito a las pymes y para individuos y familias destinados al consumo.

Por
21deAgostode2009a las07:40

En lo que respecta a las pymes, el Central decidió elevar de $ 500.000 a $ 750.000 “el límite hasta el cual se permitirá que las empresas sean evaluadas, tras haber recibido un crédito en función del cumplimiento de sus obligaciones, aplicando el mismo criterio utilizado para valuar a los deudores comprendidos en la cartera de consumo”, señalaron en la entidad monetaria. Además, se incrementa de 1 millón a 2 millones el saldo de la deuda que implica que un determinado número de empresas, clasificadas dentro de la cartera comercial de las entidades financieras, pasen a ser clasificadas anualmente en lugar de semestralmente. En la misma línea de acción, el Central dispuso que “no se considerarán refinanciaciones las facilidades adicionales que se otorguen”, siempre que no superen el 10% del cupo asignado en la última evaluación del cliente.

El ente también dispuso que “se tratarán las refinanciaciones que alcancen las empresas en el marco de acuerdos preventivos extrajudiciales (APE) del mismo modo que los que se logren al amparo de concursos preventivos en materia de la mejora en su clasificación crediticia”. Asimismo, atendiendo a las empresas que presentan diferentes situaciones de litigiosidad en relación con sus deudas, “se admitirá durante un plazo no mayor a 18 meses, la falta de información crediticia actualizada a los fines de su clasificación crediticia, cuando se encuentren comprendidos en acuerdos preventivos extrajudiciales, concursos preventivos o en gestión judicial”.

Para las familias

En lo que respecta al crédito destinado a las familias e individuos, la entidad dispuso “eliminar el patrimonio de los solicitantes de crédito como referencia o base de cálculo a los fines de determinar el cupo de crédito otorgable al momento de la originación de los créditos para los deudores comprendidos de la cartera de consumo, cualquiera sea para ellos su método de evaluación crediticia empleado”. En su reemplazo las entidades adoptarán un esquema de determinación de los márgenes de crédito otorgables a ese sector de la economía basado en la relación cuota/ingreso de dichos solicitantes, con un margen básico y otro adicional, en función de la naturaleza de la fuente de repago.

Temas en esta nota

    Cargando...