Boudou acepta darle datos al FMI, pero rechaza las recetas

El ministro de Economía ratificó ayer el interés oficial en un acercamiento al FMI, y avanzó un paso más sobre cómo pretende que sea ese acuerdo: "Hay que avanzar en un esquema donde (el Fondo) pueda ver los datos de Argentina; pero no en una auditoría en la que digan 'esto está bien, esto está mal' y a partir de esos dictámenes que se tomen decisiones, como pasó en otras épocas", aclaró.

Por
21deAgostode2009a las07:47

Reiteró que el Gobierno "no va a aceptar ningún plan de ajuste, no va a aceptar ninguna intromisión en la política económica", dijo en línea con las declaraciones que publicó ayer Clarín.

El ministro aclaró que Argentina quiere "participar como todos los países miembro del Fondo" pero "no va a aceptar ningún plan de ajuste, no va a aceptar ninguna intromisión en la política económica". En declaraciones a Radio Mitre, Boudou aseguró que la Argentina va a tener "un muy buen 2010 y un muy buen 2011, porque con toda la política de desendeudamiento que se llevó adelante en los años previos, la relación deuda-PBI es muy baja, y esto nos da mucha tranquilidad para encarar el año que viene".

El ministro agregó que "este año pagamos más de US$ 20.000 millones en compromisos de deuda, y el año que viene tenemos que pagar menos de 13.000 millones, ya estamos encarando una situación muy diferente". "Por eso, algunas operaciones que vamos a hacer de acá a fin de año nos van a permitir tener una situación aún más holgada", remarcó, refiriéndose al canje de bonos que dejara trascender y que impulsa un fuerte alza en la cotización de los títulos públicos argentinos (ver pág. 20).

Boudou se refirió además al dinero que recibirá la Argentina del FMI, y explicó que "es un aumento del capital del Fondo, del cual a Argentina le corresponden alrededor de 2.500 millones de dólares adicionales en Derechos Especiales de Giro". Ese monto "forma parte de los activos que tiene el Gobierno argentino, así que claramente fortalece las reservas", aseguró.

Sobre el dólar, tema sobre el que hubo polémica los últimos días (se dijo que el Presupuesto 2010 proyecta una cotización de $ 4,25), Boudou adelantó que se mantendrá la política de tipo de cambio administrado. "No hay que esperar saltos bruscos (en la cotización del dólar), ni hay que pensar que una tendencia que puede tener durante algún período va a ser así permanentemente", explicó.

Temas en esta nota