Bajó un 80% el superávit fiscal, que se sostuvo con las reservas

El saldo ascendió en julio a $ 765 millones; las firmas estatales perdieron 465 millones

Por
22deAgostode2009a las08:32

El ministro de Economía, Amado Boudou, y el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, al anunciar ayer la caída del superávit fiscal

Las cuentas públicas registraron en julio un superávit primario -previo al pago de deuda- de $ 765,5 millones, lo que implica una baja de 80,9% frente al mismo mes del año pasado, anunció ayer el ministro de Economía, Amado Boudou. En tanto, el resultado financiero -tras el pago de intereses- mostró un déficit de 571,2 millones.

El jefe del Palacio de Hacienda destacó la "importancia" de mantener un saldo positivo en cuanto al superávit primario en medio de la crisis económica internacional. Boudou informó el balance de las cuentas públicas de julio anoche durante una conferencia de prensa que ofreció en el Palacio de Hacienda junto al secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa.

El ministro justificó un menor nivel de superávit por aumento en los gastos "en una decisión del Gobierno de sostener políticas que aumentan erogaciones buscando efectos anticíclicos" ante la crisis. Entre los mayores gastos se anotaron las prestaciones de la seguridad social, por el incremento de haberes y la moratoria previsional, y gastos de capital, por la inversión real directa destinada a construcciones y mantenimientos de rutas y caminos, la terminación de la central nuclear Atucha II y la construcción de plantas potabilizadoras de AySA.

Boudou afirmó que "el peor trimestre fue el que pasó y estamos empezando a ver una aceleración" de la actividad económica que repercutirá en forma favorable en los próximos meses. Para lograr el superávit mensual de $ 765,5 millones, el Tesoro nacional aportó 728 millones, que resultan de las ganancias que derivan de la colocación de reservas en el Banco Central.

A su vez, la planilla presentada por la Secretaría de Hacienda muestra que las empresas públicas tuvieron un déficit general de $ 465 millones. La información dada a conocer no cuenta con el desglose de cada compañía, entre las que se encuentra Aerolíneas Argentinas.

Con el resultado anunciado, en siete meses el superávit primario alcanzó a $ 7933 millones, un 67% menos que en julio de 2008. En tanto, el saldo financiero acumuló desde enero un déficit de 2305,2 millones, que contrasta con el margen positivo de 16.627 millones que se había generado en el mismo período del año pasado.

"Los números fiscales de julio reflejan leves indicios de ajuste respecto del festival de gasto público electoral de mayo y junio, observándose una desaceleración del gasto primario del 38% a 29,2 por ciento", observó un informe de la consultora Prefinex.

"Esto logró evitar un descenso aún mayor del resultado primario. En el acumulado de enero-julio el resultado primario fue de $ 678 millones si excluimos los flujos que correspondían a las AFJP, lo cual contrasta con los 23.434 millones de igual período de 2008. Este nivel de crecimiento del gasto primario es insostenible y requerirá de un ajuste (o como prefiera denominarlo el Gobierno)", señaló la consultora.

 

Temas en esta nota

    Cargando...