Ruralistas duros amenazan con lanzar un nuevo paro de comercialización

Mientras la mesa de enlace presiona para concretar una nueva reunión con el Gobierno y en pos de soluciones, desde La Pampa y Buenos Aires piden medidas de fuerza.

Por
24deAgostode2009a las06:34

Mientras los dirigentes nacionales agropecuarios seguirán en estos días intentando un acercamiento con el Ejecutivo nacional, a fin de encontrar salidas al ahogo financiero en el que se encuentra el campo de cara a la campaña gruesa, los ruralistas pampeanos, uno de los sectores más combativos, no descartan un inminente cese de comercialización de cereales y carne, para manifestar el creciente descontento en el interior.

El consejo directivo de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) se reunirá este miércoles con el objetivo de evaluar las alternativas para exteriorizar con fuerza el enojo de los hombres de campo, más aún tras el triunfo del kirchnerismo en el Congreso con la prórroga por un año más de las facultades delegadas al Ejecutivo, que incluyen la fijación de las retenciones a la exportación.

Desde el espacio que lidera Pedro Apaolaza se advirtió que el nivel de malestar entre las base, y las situaciones de ahogo financiero cada vez más generalizadas hacen casi inevitable el camino del paro como forma de protesta. Aun cuando desde la mesa de enlace nacional se exhortó a los productores a “asumir democráticamente” el resultado de la votación en el Congreso del jueves último, los sondeos realizados por Carbap entre las bases dan cuenta de que “la gente está con mucha bronca y nos pregunta hasta cuándo vamos a seguir esperando”, comentó Apaolaza.

Si bien el dirigente aclaró que aguardarán un encuentro de los líderes nacionales para definir los pasos a seguir, advirtió que de la reunión del Consejo de la entidad pampeana “puede salir algún tipo de medida de fuerza” aun sin que terminen por definirse fechas para su realización.

La vista en la Rosada

En tanto, las cúpulas rurales nacionales mantendrán la presión para que el Gobierno convoque al sector a un “debate en serio” que les permita encontrar una rápida salida a los problemas financieros que enfrentan los productores. En ese sentido, el titular de Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, volvió a pedir “una tregua” y comparó al referente entrerriano Alfredo De Ángeli con el piquetero Luis D’Elía por los desmanes frente al Congreso del jueves.

“Esta semana se cumple un mes del encuentro en la Rosada con (el jefe de Gabinete) Aníbal Fernández y nada de lo que le pidió tuvo respuesta. Es hora de sentarse realmente a negociar y consensuar soluciones”, explicaron desde el nucleamiento de las cuatro entidades. Es que la capacidad de financiamiento de los agricultores para encarar la siembra de girasol, maíz e incluso soja está muy apretada, por lo que desde la mesa de enlace se reclaman préstamos a tasas accesibles.

Además, un nuevo tema se agregó la semana pasada, casi por casualidad. Luego de que el Congreso decretara por unanimidad la quita parcial o total de retenciones para los productores bonaerenses afectados por la sequía –algo que el oficialismo calificó como un error–, los ruralistas multiplicaron sus voces en favor de mantener esa medida, ante la posibilidad de veto parcial a la que puede acudir el Poder Ejecutivo. “El avance legislativo realizado para la provincia de Buenos Aires debe ser aplicado en otras provincias y regiones, tanto o más castigadas por la sequía”, afirmó ayer el presidente de la Sociedad Rural (SRA), Hugo Biolcati, durante la Exposición Rural de Corrientes. El titular de Confederaciones Rurales (CRA), Mario Llambías, exhortó a la presidenta Cristina Fernández que “respete lo aprobado por unanimidad” en el Congreso.

Por Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...