Intendentes y la oposición, contra el veto presidencial

Exigieron ayer la revisión del decreto que anuló la suspensión de las retenciones en Buenos Aires.

Por
27deAgostode2009a las07:08

Llegaron con una mezcla de bronca y desánimo a plantear sus quejas y angustias cotidianas. Encontraron un auditorio afín que les prometió lo que parece imposible: que la propia Casa Rosada gire sobre sus pasos y anule una disposición que los condena, afirmaron, a la pobreza y a la desesperanza.

Quince intendentes del interior bonaerense participaron ayer, junto con diputados opositores y dirigentes de la Comisión de Enlace, de una sesión en la que acordaron un contraataque conjunto al veto presidencial del artículo 4 de la ley de emergencia agropecuaria, que suspendía el pago de retenciones en 22 partidos bonaerenses y los reducía a la mitad en otros 15. El proyecto, redactado por Francisco de Narváez (Unión-Pro), fue aprobado por unanimidad en ambas cámaras legislativas, hasta que el oficialismo dio cuenta del "error" y la presidenta Cristina Kirchner vetó anteayer el artículo que beneficiaba a productores bonaerenses afectados por la sequía.

Durante la reunión, convocada por la Mesa de Consenso Agropecuario, encabezada por el diputado Cristian Gribaudo (Pro-Buenos Aires), legisladores de la UCR, la Coalición Cívica el macrismo y el peronismo disidente acordaron solicitar una audiencia al gobernador Daniel Scioli para que medie en favor de los productores. También le pedirán a la comisión bicameral de trámite legislativo que rechace el veto presidencial en un plazo que el diputado de esa comisión Julián Obiglio (Pro-Capital) estimó "no mayor que veinte días".

Diputados de distintos bloques, como De Narváez, Felipe Solá (Unión Peronista), Adrián Pérez y Patricia Bullrich (Coalición Cívica), Pedro Morini y Sandra Rioboo (UCR), más los dirigentes rurales Carlos Garetto (Coninagro), Ulises Forte (Federación Agraria), Luciano Miguens (Sociedad Rural Argentina) y Jorge Srodek (Carbap), escucharon atentos los análisis de los jefes comunales.

"La situación es seria, grave y preocupante. Estamos en la víspera de tener graves conflictos sociales", afirmó el intendente de Necochea, Daniel Molina. "El panorama es catastrófico, las cosas han cambiado para peor", agregó el jefe comunal de Puan, Horacio López. "Estamos angustiados, impotentes. No tenemos fuerza ni para entrar en el conflicto", agregó López, con la voz entrecortada.

"No es posible la rentabilidad del país sin el agro. Al campo se lo acaricia y te trae récords de producción", afirmó, algo más optimista, el intendente de Tres Lomas, Mario Espada. Omar Foglia, de Carlos Casares, habló desde "una gran desazón". "Sentimos que el Gobierno no nos escucha", añadió.

Los diputados apuntaron al bloque oficialista por haber aprobado una ley que, según sus voceros, no habían leído. "Somos conscientes de lo que votamos y aducir un acto de mala fe o un error es un despropósito de la señora Presidenta", afirmó De Narváez. "No sé qué es más grave: el veto presidencial o que 140 diputados oficialistas no hayan leído el proyecto", ironizó Bullrich.

Jaime Rosemberg.

Temas en esta nota

    Cargando...