El campo, otra vez de paro y en las rutas

No se comercializarán ni granos ni hacienda.

28deAgostode2009a las07:10

Con un paro de ocho días, el campo pone en marcha hoy un nuevo plan de lucha contra la política del gobierno nacional para el sector. El cese de comercialización de granos y hacienda comenzó a las 0 y se extenderá hasta las 24 del viernes próximo.

Al igual que durante el conflicto por la resolución 125 (que establecía las retenciones móviles), esta vez también habrá productores en las rutas, aunque la Comisión de Enlace les pidió que no interrumpieran el tránsito.

Anoche ya había chacareros a la vera de los caminos, sobre todo en las zonas más afectadas por la sequía, como Carmen de Patagones, Villalonga, Villarino, Coronel Dorrego y Stroeder, en el sur bonaerense, y en decenas de puntos de las provincias de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos. En estas dos últimas resolverán entre hoy y mañana qué características le darán a la protesta, pero todo hace prever que el ánimo caldeado entre los productores se expresará en los caminos en decenas de localidades.

El campo convocó a este paro, el séptimo en lo que va del mandato de la presidenta Cristina Kirchner, tras el veto del Gobierno a una ley que suspendía total o parcialmente la aplicación de las retenciones a los 37 partidos de Buenos Aires que más sufrieron la excepcional falta de agua de este año. El sector también rechaza la aprobación en el Congreso de la delegación de facultades legislativas en el Poder Ejecutivo, como la potestad de establecer y modificar derechos de exportación. Pero la lista de reclamos es larga y de vieja data: además de la baja de retenciones y la apertura de las exportaciones, el campo reclama incentivos a la ganadería y la lechería. Para la Comisión de Enlace, la política del kirchnerismo para el agro es responsable de la abrupta caída de la producción de cereales y del stock ganadero.

En Charata, Chaco, el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, inauguró la protesta anoche, a las 22, con una vigilia. "El gobierno nacional, con la complicidad de gobernadores como [Jorge] Capitanich, lleva a la desaparición de nuestros pueblos. La consecuencia es la miseria y el corte de toda la actividad, porque se ha roto la cadena de pagos", dijo Buzzi, que, como sus pares de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati; Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, y Coninagro, Carlos Garetto, recorrerá distintas localidades durante las jornadas de huelga.

Esta noche, Llambías estará en Salta, junto con los vicepresidentes de CRA, Ricardo Buryaile (que también es diputado electo), y de la Sociedad Rural, Alejandro Delfino. El viernes 4, el combativo ruralista entrerriano Alfredo De Angeli encabezará una "gran asamblea" en el kilómetro 53 de la ruta 14, desde donde el dirigente saltó a la política nacional.

Biolcati, que anoche presenció el discurso que la Presidenta dio en la Bolsa de Comercio, donde se celebró su aniversario, acusó a Néstor Kirchner de haber hecho "una mala lectura" del resultado de las elecciones. "Eso hace que la situación se tense mucho", advirtió. Para el ruralista, por esa actitud del Gobierno el país va a pasar "momentos difíciles en este largo período de transición hasta que el resultado de las elecciones se materialice en la nueva composición del Congreso".

El ruralismo, que prometió que no habrá desabastecimiento de alimentos en las ciudades, anticipó que la medida de fuerza se hará sentir en los primeros días de la semana próxima, cuando se espera una fuerte caída en el volumen de negocios en el mercado de hacienda de Liniers y en los principales puertos cerealeros. En rigor, la intensidad de la medida dependerá de la participación de los productores, la mayoría de los cuales aún no comenzó con la siembra de granos gruesos. Si la adhesión es alta, el ruralismo no descarta extender el cese de comercialización, lo que sí pondría en riesgo el

Temas en esta nota

    Cargando...