La inversión caerá $ 1.100 millones

A pesar de la baja de costos, productores cordobeses gastarán menos que en el ciclo pasado.

Por
28deAgostode2009a las07:28

A pesar de que la siembra de granos será en esta campaña más barata que en la anterior, debido en especial a la caída en el precio de los agroquímicos, los productores cordobeses invertirán menos en la producción agrícola. En función de las estimaciones de área implantada con soja, maíz, girasol, sorgo y maní, a la que se suma la superficie ya ocupada con trigo, el gasto en labores e insumos se reducirá en 1.140 millones de pesos respecto del ciclo anterior.

Los cinco cultivos gruesos y el cereal de invierno demandarán este año una erogación de 4.660 millones de pesos, un 19,5 por ciento menos que en la cosecha 2008/09 cuando se gastaron 5.800 millones de pesos.

Si bien los costos directos (labores e insumos) son menores a los del año pasado, en la caída de la inversión total influyen los cambios en las porciones de la torta agrícola, con un crecimiento de la soja en detrimento del maíz que necesita el doble de gasto.

"Respecto al año anterior, el costo agrícola directo bajó en promedio 15 por ciento", aseguró Carlos Ghida Daza, integrante del Grupo de Economía del Inta Marcos Juárez. En el desagregado, el precio de las labores no tuvo variaciones respecto al año pasado, pero dentro del paquete de insumos se produjeron algunos leves incrementos en el valor de las semillas, en especial los híbridos, y bajas de hasta 45 por ciento en los herbicidas y 36 por ciento en fertilizantes.

No todo es plata. En un contexto de incertidumbre comercial como el que atraviesa el maíz, la estrategia del productor es virar el negocio hacia lo más seguro y hoy la soja le ofrece el menor riesgo económico. De acuerdo con algunas proyecciones de referentes de la actividad, el área sojera en la provincia rondará en esta cosecha entre 5,9 y seis millones de hectáreas, alrededor de un millón más que en la campaña anterior. El crecimiento de la oleaginosa es a expensas del maíz del que se espera como mínimo una retracción en el área del 10 por ciento (a nivel nacional ya pronostican una pérdida de 19 por ciento). Y también del trigo que perdió alrededor de 500 mil hectáreas, según cifras del Ministerio de Agricultura de la Provincia.

Con un costo de labores e insumos de 524 pesos por hectárea (según cifras a junio del Inta Marcos Juárez), la inversión total en soja para cubrir 5,9 millones de hectáreas sería de 3.039 millones de pesos, un cinco por ciento menos que en la campaña precedente cuando los 4,95 millones de hectáreas requirieron 3.208 millones de pesos (a un costo por hectárea de 648 pesos).

En el caso del maíz, para cubrir una estimación de un millón de hectáreas se requerirá un desembolso de 1.095 millones de pesos (a razón de 1.092 pesos por hectárea), por debajo de los 1.404 millones de pesos gastados en la campaña anterior, cuando se sembraron 1,11 millón de hectáreas a un costo individual de 1.260 pesos.

Alejandro Rollán.

Temas en esta nota

    Cargando...