Trigo: Brasil casi alcanza a la Argentina

La siembra en el vecino país quedó a unas 200.000 hectáreas por debajo del área en la pampa húmeda; ocurre por primera vez en la historia

Por
29deAgostode2009a las08:46

Como nunca antes, Brasil quedó a un paso de alcanzar a la Argentina en la siembra de trigo. Por primera vez en la historia, el vecino país se ubicará poco más de 200.000 hectáreas por debajo de la superficie del cereal en la Argentina, que ya cubrió 2,75 millones de hectáreas.

Brasil inició en los últimos tres años una siembra ascendente. Así, de 1,81 millones de hectáreas del ciclo 2007/2008 saltó a los casi 2,42 millones de hectáreas informadas hasta el momento para esta campaña por el Ministerio de Agricultura brasileño. Sin embargo, para el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, según sus siglas en inglés) los brasileños tendrían una siembra más alta: 2,6 millones de hectáreas. De este modo, se achicaría más la brecha con los productores argentinos.

Mientras tanto, lo que sucedió con el cultivo en la Argentina fue exactamente al revés. La siembra del cereal, que aquí ocupó 6 millones de hectáreas en el ciclo 2007/2008, cayó a 4,5 millones de hectáreas en la campaña pasada. Peor aún, con los 2,75 millones de hectáreas ya implantados, este año la siembra va a ser la más baja en más de 110 años. Las causas tienen que ver no sólo con la sequía que afectó la implantación, sino con el intervencionismo del Gobierno sobre el mercado.

"Ellos crecieron y nosotros caímos", sintetizó Ricardo Baccarin, vicepresidente de la corredora Panagrícola, a la hora de explicar la dispar suerte del cultivo entre un país y otro. Según Baccarin, lo que ha venido haciendo Brasil en los últimos años fue "anticiparse" a la baja del cereal en la Argentina.

Brasil, que tiene un consumo interno de 10 millones de toneladas, es un histórico comprador del trigo argentino. De hecho, en los últimos quince años la Argentina le vendió una parte importante de ese tonelaje. Llegó a colocar allí un máximo de 7.110.729 toneladas en 2000.

No obstante, al compás del manejo de las exportaciones por parte del Gobierno la tendencia comenzó a cambiar. De 6,098 millones de toneladas de 2006, las ventas al vecino país cayeron a 5,6 millones de toneladas en 2007 y, finalmente, fueron de 4,035 millones de toneladas el año pasado. En lo que va del año habría exportaciones declaradas por la cosecha 2008/2009 por 1,721 millones de toneladas. Es una incógnita el saldo exportable que habrá con la cosecha 2009/2010, pero diversos analistas creen que si queda un remanente de dos millones de toneladas al menos un millón podría ir a Brasil.

Dependencia
"Brasil, cuya dependencia del trigo argentino siempre ha sido importante, ha observado los cada vez más limitados volúmenes exportables de la Argentina y, en consecuencia, busca mercados alternativos con los cuales abastecerse e impulsa una política tendiente a producir localmente más trigo", comentó Eduardo Anchubidart, de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

En líneas generales, en Brasil este año la siembra es 0,3% inferior a la del ciclo pasado. Pero en varios estados está expandiéndose. En el estado de Paraná, responsable del 52,1% del área cultivada con el cereal, está creciendo 9,3% para pasar de 1,15 millones de hectáreas a 1,25 millones de hectáreas. Se prevé que Brasil, que tiene rindes inferiores a la Argentina, alcance una producción de 5,9 millones de toneladas.

Por Fernando Bertello

 

Temas en esta nota

    Cargando...