¿Qué pasa con la superficie total sembrada?

Pese a los justificados temores que produce la creciente "sojización", la Argentina no logra avanzar en la superficie total sembrada.

Por
07deSeptiembrede2009a las10:09

"Aunque se cultiven veinte millones de hectáreas, ya se perdieron dos millones del total de área implantada respecto a otros años", informó el economista Ramiro Costa, de la Bolsa de Cereales.

Tres años atrás había cuatro millones de hectáreas de trigo, ahora la siembra finalizó con 2,8 millones. En el camino, se eliminarán algunas áreas porque el proceso de cambio hacia un régimen lluvioso será lento y las precipitaciones no alcanzarán para salvar todas las espigas.

La temporada triguera es la peor en muchos años, pero similar a la de 1903, época de la cual nos separa un espacio tecnológico de magnitud.

En cuanto al maíz, la situación es parecida: el promedio de cobertura rondaba los 5,2 millones de hectáreas y las estimaciones de la campaña de granos gruesos 2009-2010 apuntan, con suerte, a dos millones de hectáreas.

La soja, en el mejor de los casos, pasará de los 18,2 millones de hectáreas cosechadas en el otoño a 19 o 20 millones. Así las cosas, el incremento sojero no compensa las pérdidas de los dos principales cereales.

Costa cree que dos factores conspiran contra una expansión mayor:
* La sequía.
* La fuerte presión impositiva.

Al ministerio de Economía también le preocupa la merma de la recaudación por las retenciones (-42%) en agosto, fuertemente afectada debido a la caída del precio del producto en los mercados de Chicago (-20%).

Para el productor, tampoco es buena esa perspectiva: bajará el precio de los granos, pero se mantendrá la alta tributación.

Como si fuera poco, el comprador externo sabe que tiene delante un proveedor con dificultades para cumplir y que depende de un tercero. ¿Quién es? El Estado, que puede intervenir a través de múltiples regulaciones.

Temas en esta nota

    Cargando...