Aconsejan al campo no gastar energía en protestar

Mientras el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, respaldó la designación de Ariel Franetovich como nuevo ministro de Asuntos Agrarios provincial, cargo que asumirá mañana, el hasta ahora intendente de Chivilcoy le recomendó a los ruralistas que “no gasten energía con protestas“.

Por
08deSeptiembrede2009a las07:49

De esta manera, el designado funcionario bonaerense volvió a mostrarse alineado totalmente a la política kirchnerista, en las antípodas de su antecesor en el cargo, el echado Emilio Monzó, quien tenía buen diálogo con la dirigencia rural y había mostrado en varias oportunidades su rechazo a las políticas agropecuarias nacionales.

Además, se manifestó en favor del plan de la Administración Federal de Ingresos Público (Afip) de monitorear el área de cultivo para evitar evasión y hasta sostuvo que “si mejora la recaudación se podrán bajar las retenciones”.

El desplazamiento de Monzó y su reemplazo por Franetovich –hombre del ministro del Interior, Florencio Randazzo, y quien sufrió un escrache de los ruralistas en medio del conflicto por las retenciones móviles– profundizó el malestar de los productores agropecuarios, especialmente los bonaerenses que hoy, en una asamblea en Olavarría (ver pag. 4) tienen previsto fijar la fecha para una movilización a la ciudad de La Plata, en rechazo a la política implementada desde la administración Scioli.

Ayer el gobernador, tras un encuentro con intendentes del Acuerdo Cívico y Social (ACyS) que presidió en la ciudad bonaerense de Junín, minimizó las críticas a su designado ministro de Asuntos Agrarios. “Eso de que es resistido depende del lugar que se mire porque obtuvo 50% de los votos en la última elección y 74 por ciento cuando fue elegido intendente”, planteó el mandatario.

Además, remarcó que con Franetovich, la Provincia podrá “lograr una articulación con el gobierno nacional para avanzar en una agenda” que permita encarar el tema agropecuario en conjunto.

El nombrado ministro, por su parte, enfatizó que Scioli le pidió que “mantenga el diálogo” con la dirigencia agropecuaria. Pero inmediatamente puntualizó que su función apunta a “articular acciones entre municipios, provincia y Nación”. Y enfatizó que para que el diálogo prospere los ruralistas “tienen que bajar el tono de sus discursos”, cada vez más críticos hacia la administración provincial y nacional.

Por Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...