La complicada situación del campo, en la tapa de The Washington Post

El influyente medio de la capital norteamericana publicó hoy en su portada una nota sobre el dramático cambio de escenario del país, que señala las restricciones que afrontan los productores. "Fue el primer exportador de carne y hoy está séptimo", advierte el artículo.

Por
10deSeptiembrede2009a las10:40

The Washington Post publicó en su portada una nota titulada "El Día del Gaucho se termina en la Argentina", donde señala cambios en la estructura del negocio ganadero en general y de la dificultades que enfrentan los productores de carne en particular.
 
En el reporte, el influyente diario de la capital de los Estados Unidos advierte que la situación cambió en forma dramática en los últimos años no sólo por una decisión de los "gauchos", sino también por la política aplicada desde el gobierno nacional.
 
El medio destaca que la Argentina fue siempre reconocida por su carne. Tradicionalmente las vacas crecían y se alimentaban en extensas propiedades de la pampa húmeda en donde los pastos y la calidad de vida del animal repercutían en el sabor de la carne, que adquirió fama mundial y supo poner al país como primer exportador.

Sin embargo, el gaucho tradicional cambió, alerta The Washington Post y menciona como uno de los datos más importantes la modificación del sistema de alimentación. El feedlots es más común, frente a la producción extensiva en las grandes superficies rurales. De todos modos, el periódico norteamericana señala en sus párrafos centrales: "El gobierno argentino estableció restricciones a las exportaciones, control de precios para mantener la carne artificialmente baja. Los subsidios también ayudan a que los dueños de los campos decidan trasladar sus animales a corrales, en donde los alimentarán artificialmente, les proveerán medicamentos y los engordarán como manda el feedlots", explica el diario.

Estos factores causan que los gauchos tradicionales, acompañados de la visión romántica que el mundo les ha impuesto, estén dejando de serlos.

La conjunción de la actual situación política argentina tiene como consecuencia directa que el país haya pasado dramáticamente de ser el primer exportador a nivel mundial a ser el séptimo, consigna como clave The Washington Post.

Además la mayor parte de la producción es para consumo interno, el poco resto es exportado a Europa y una muy pequeña parte llega a los Estados Unidos.

"Hay mucha diferencia entre la carne que producíamos antes y la que tenemos que producir hoy con el feedlots, en cuanto a sabor, textura y calidad. Pero hoy en día hay menos tierras disponibles porque las necesitamos para la agricultura, entonces el feedlots se multiplica siendo la opción más rentable", asegura Tomás Leclercq, según publica el diario.

Será por eso que el reconocido medio titula que los días del gaucho están por terminarse.

Temas en esta nota

    Cargando...