Anuncian bajas de retenciones a pequeños productores del agro

Lo hizo la Presidenta, al presentar la reapertura de las exportaciones de trigo y maíz.

11deSeptiembrede2009a las06:40

Pareció otro anuncio destinado a ganar la batalla en la opinión pública, y no descomprimió la tensión con el campo. La presidenta Cristina Kirchner anunció ayer en la Casa Rosada que se flexibilizarían exportaciones de trigo y maíz, y que se les otorgarán compensaciones a los pequeños y medianos productores de esos granos, con la devolución de las retenciones a las exportaciones.

Pero, como era de esperar, la Comisión de Enlace de las entidades del agro recibió con desconfianza el anuncio y aseguró que esa medida es insuficiente y no le cambia la situación al sector. De hecho, los dirigentes de la Comisión de Enlace no fueron al acto que se hizo en el Salón de las Mujeres del Bicentenario, en Balcarce 50, con cientos de simpatizantes del Gobierno y empresarios exportadores.

Este anuncio se produjo en medio de una difusa convocatoria del jefe del Gabinete, Aníbal Fernández, a la Comisión para reanudar el diálogo la semana próxima, tras el paro de comercialización, y así resolver el conflicto rural. Pero los dirigentes agropecuarios, a esta altura, se reservan más desconfianza que esperanza en encontrar soluciones, aunque podrían asistir a una eventual reunión.

Con un discurso por cadena nacional, Cristina Kirchner anunció la liberación de la exportación de trigo y maíz siempre que se garantice el abastecimiento interno. Ante la ausencia de ruralistas, la Presidenta cuestionó a la Comisión de Enlace: "Los insultos y los agravios, por más divertidos que a algunos les parezcan, no le solucionan la vida a nadie".

También dijo que el Gobierno les devolverá a los productores de trigo y maíz lo que paguen en retenciones al exportar. En primera fila, aplaudía la nueva secretaria de Integración Nacional, María del Carmen Alarcón, ex dirigente y activista del campo, de Pampa Sur, junto al secretario de Agricultura, Carlos Cheppi. "Este mecanismo va a exigir un gran compromiso de parte de todos", señaló Cristina Kirchner.

El Gobierno busca algún resquicio para descomprimir la tensión con el campo y frenar las protestas y tractorazos. Además, pretende que el reclamo rural, volcado en las calles, no crezca por la tensión que genera el debate de la ley de radiodifusión.

Por ese contexto, el campo recibió con escepticismo el anuncio. "Me guardo del beneficio de la duda porque han sido cuatro años de frustraciones y engaños", afirmó Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria (FAA), que representa a pequeños y medianos productores.

El presidente de la Sociedad Rural (SRA), Hugo Biolcati, admitió que la apertura de los registros de exportación era "un viejo reclamo del sector, pero por sí solo no soluciona los problemas porque tiene que ir acompañado de una voluntad de facilitar los embarques, que pueden ser frenados por otras medidas".

Añadió: "La segmentación de retenciones es buena, pero debió haber ido acompañada por una baja general para impactar positivamente la intención de siembra". Los productores desconfían de las compensaciones, que son pagadas con demoras por la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca). Y reclaman que la rebaja de retenciones sea generalizada. "Esto no les mueve la aguja a los productores", dijo una fuente ruralista a LA NACION.

¿Por qué lo consideran insuficiente? La medida determinará que los pequeños productores de trigo serán quienes cosechen hasta 800 toneladas, mientras que los de maíz se fijarán en hasta 1200 toneladas. Así, el beneficio alcanzaría a los productores trigueros de hasta 300 hectáreas y maiceros de hasta 150.

Para la Comisión de Enlace, eso no es suficiente. Las devoluciones sólo se harán sobre las próximas campañas y se pagarán el año próximo. Por la caída en la superficie sembrada (del 40% en trigo

Temas en esta nota

    Cargando...