Giorgi quiere otra promoción industrial

Dice que no debe basarse sólo en rebajas fiscales; opina que el país está atravesando la crisis mundial en condiciones "privilegiadas".

16deSeptiembrede2009a las07:51

Días antes de que estallaran los rumores sobre la renuncia del secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, la ministra de la Producción, Débora Giorgi, recibió en su despacho a LA NACION. Además de opinar que la Argentina está atravesando la crisis en condiciones "privilegiadas", anticipó que no se renovará, sino que se reformará la promoción industrial vigente en cuatro provincias (San Luis, La Rioja, San Juan y Catamarca).

-En el FMI dicen que la Argentina estuvo en recesión entre noviembre y abril de este año y que desde mayo comenzó la recuperación. ¿Coincide?

-No coincido con los números que usted me plantea. Tenemos las estadísticas del Indec, que dicen que en el primer semestre tenemos una caída del estimador mensual industrial del 1,7 por ciento interanual respecto de un año récord, como fue 2008. Cuando uno ve sectores específicos, vislumbra la recuperación internacional y el reflejo en el aparato productivo local.

-¿Qué resultados positivos y negativos generaron las licencias no automáticas a la importación?

-Es una política frente a una competencia desleal en un mundo sobreofertado. Las licencias cubren sólo el 8 por ciento de las importaciones de la Argentina. Ninguna fábrica ha visto obstaculizada su producción. Tampoco hubo comercios con desabastecimiento. Y se han preservado más de 600.000 puestos de trabajo.

-Pero industriales y comerciantes dicen que hubo faltantes...

-Cuando vemos que son anunciados problemas de desabastecimiento, vemos a qué obedecen, porque las licencias también son una forma de evitar que trabajen importadores golondrina o que no quieren cumplir con todas las estipulaciones que existen en todas partes del mundo.

-¿Se trabó el proyecto de ley de electrónicos?

-Está en el Senado, donde se encuentran analizando aspectos puntuales.

-¿Además de proteger el empleo, aumentará los precios?

-No, si se ve la velocidad con que la industria electrónica en el mundo produce día tras día mejoramientos y una caída de precios, y teniendo en cuenta que la producción de Tierra del Fuego se compromete a un abastecimiento y a un mantenimiento de precios.

-Pero si se pone un impuesto al importado, va a costar más.

-Depende de la competencia y de los márgenes que tenga la importación.

-¿Se renovarán las promociones industriales de las provincias?

-Nuestra intención es tener con las provincias, los empresarios y los trabajadores una mirada más abarcativa de las políticas de desarrollo de las zonas más rezagadas. No sólo son los incentivos fiscales los que se deben tener en cuenta para lograr un desarrollo económico del país, sino las obras de infraestructura, la identificación en cada provincia de aquellas cadenas de valor que puedan generar empleo y mayor valor agregado. Después de 30 años, parece pertinente y nos debemos obligar a analizar lo que se hizo.

-¿Por qué Guillermo Moreno se mete en su área para limitar importaciones o negociar con industrias en problemas?

-(Inspira) Es un compañero de gabinete. Cuando toma injerencia en las licencias no automáticas, lo hace en sus exclusivas potestades.

-¿Qué le parece la idea de Moreno de que los importadores tengan que exportar un dólar por cada uno que importan?

-(Largo silencio) Moreno busca que las importadoras desarrollen su potencial exportador con compromisos y plazos adecuados. Otra opción es que se use el pago en moneda local con Brasil.

-¿Y qué opina de su intervención en empresas?

-No entiendo lo de intervención.

-El gestionó Massuh, recibió a obreros de Mahle y de Tersuave.

-Son diferentes casos. To

Temas en esta nota

    Cargando...