La tecnología agrícola al servicio de la calidad ambiental

Gobiernos, universidades y empresas dirigen recursos en EE.UU. para mitigar los daños.

18deSeptiembrede2009a las15:53

¿Se encuentra Estados Unidos en un punto óptimo;para dirigir su desarrollo hacia la remediación de daños ambientales generados durante la etapa de transformación y crecimiento económico?

Se puede utilizar la curva ambiental de Kuznets para describir el nivel de calidad ambiental en un país como función de su ingreso per cápita. A medida que el ingreso aumenta desde los niveles más bajos, en un principio la calidad se deteriora, pero luego, conforme se vuelve más próspero, comienza a mejorar y continúa así la demanda por calidad ambiental, en razón proporcional con el incremento de dicho ingreso.

Los problemas aparecen relativamente pronto con el progreso económico, y con el estilo de sociedad consumista, como lo es desde hace tiempo Estados Unidos. Y tienden a empeorar muy rápidamente, de modo que muestran su estado más agudo en los países de desarrollo intermedio-bajo o en aquellos en transición, en vías de desarrollo. Sin embargo, esto se aplica sólo en algunas cuestiones, ya que hay un conjunto de problemas ambientales que no parece mostrar síntomas de solución con el aumento del ingreso per cápita, tales como las emisiones de CO2 (dióxido de carbono), y la generación de residuos sólidos urbanos.

Conforme la sociedad va resolviendo sus necesidades más básicas, aumenta la demanda por una mejor calidad ambiental, en función de su impacto sobre la calidad de vida.

Paralelamente, este grado de progreso permite contar con los fondos necesarios para realizar inversiones en tecnología e investigación que remedien daños que causaron en el proceso de transformación, o para aceptar el costo de oportunidad económico de no seguir degradando. Además, el desarrollo proporciona las instituciones adecuadas para enfrentar el problema de deterioro ambiental, y las economías de escala para utilizar eficientemente la tecnología oportuna.

Vivir en el campo. Como país ya desarrollado, Estados Unidos parece mantener parte de su población viviendo en el campo, pero con sus necesidades satisfechas casi al mismo nivel que la población citadina. Calles asfaltadas hasta la tranquera de cada campo, facilidad de comunicaciones, maquinaria agrícola con tecnología de alto nivel, y carreteras que permiten acceder rápida y cómodamente a los grandes centros comerciales.

El ferrocarril, uno de los principales medios de transporte de productos primarios e insumos a granel para la producción, tales como fertilizantes, aporta comodidad, seguridad y eficiencia a la hora de pensar el sistema de transporte.

Las formas de energía alternativa, como la eólica y la solar, se ven desde la ruta. Las ciudades del interior, armoniosas con su entorno, tienen una arquitectura particular, con baja contaminación visual por carteles o publicidades, con instalaciones eléctricas subterráneas.

Grandes ciudades como Chicago, a pesar de la gran cantidad de rascacielos, automóviles y personas circulando, mantienen su armonía, su limpieza y su orden. La separación en origen, como metodología remediadora de la gran generación de residuos;consecuencia de una sociedad consumista, pareciera estar instalada en la vía pública. Lo mismo en el Farm Progress Show y en las industrias, por la presencia de recipientes diferentes e identificados aunque, en la práctica, pareciera no estar totalmente posicionada en la mente de las personas.

Esto tal vez responde a que aquellos problemas que tienden a resolverse en primera instancia son los que las personas contemplan como más próximos y que afectan su bienestar individual. Son los recursos ambientales más cercanos a los bienes privados.

Por el contrario, tienden a solucionarse más tarde aquellos problemas cuyas consecuencias no se terminan de interiorizar. Se trata de aquellos que afectan a to

Temas en esta nota