El nuevo impuesto a la exportación equivale a seis años de dragado del puerto de Bahía Blanca

Se trata de la tasa de 6,0 $/tonelada que pretende cobrar el gobierno bonaerense en las terminales provinciales. El tributo sería aplicado sobre un servicio que tiene un costo de 9 a 12 $/t.

Por
21deSeptiembrede2009a las10:18

El impuesto adicional de 6,0 $/tonelada que pretende cobrar el gobierno bonaerense sobre las mercaderías exportadas por los puertos provinciales generaría “una recaudación anual equivalente al costo de seis de años de dragado del puerto de Bahía Blanca”.

Así lo indicó Horacio Ferrández, director del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca en representación de los productores primarios. También indicó que la cifra es equivalente a cuatro años de presupuesto del Consorcio del Puerto de Bahía Blanca o bien a la construcción de cinco muelles multipropósito.

“Y eso sólo con la recaudación estimada para un solo año; por eso el impuesto es de una desproporción tan grosera que deja completamente fuera (de competencia) a los puertos bonaerenses con relación a puertos de otras provincias”, dijo Ferrández en declaraciones realizadas el fin de semana al programa Infocampo Radio (Radio Belgrano/AM 950).

El viernes pasado comenzó un paro total de actividades en el complejo portuario de Bahía Blanca en rechazo al proyecto impulsado por el gobierno bonaerense –que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados provincial– por medio del cual se dispone la creación de una tasa de 6,0 $/tonelada para las cargas que tengan como destino los mercados externos y de 18,0 $/tonelada para las mercaderías importadas descargadas en cualquiera de los puertos bonaerenses.

Hoy lunes representantes de los sindicatos de los trabajadores portuarios y de las principales cámaras empresarias de Bahía Blanca se concentrarán a las 12.30 horas frente a la sede de la municipalidad local para manifestarse en contra de la medida promovida por el gobernador Daniel Scioli.

“Esto provoca un incremento de los costos portuarios a nivel bonaerense, que en algunos casos va a ser trasladado al productor y en otros casos no puede ser trasladado, porque aquellos productores de la provincia que tienen la suerte de estar más cerca de los puertos santafesinos van a poder remitir la carga hacia el complejo de la zona de infidencia de Rosario”, comentó Ferrández.

“Este nuevo impuesto grava una actividad arancelad,  que es lo que vulgarmente se llama la elevación, que consiste en el movimiento del grano desde la culata del camión hasta la bodega del buque; eso hoy, dependiendo del puerto y de las circunstancias, tiene un costo que oscila entre 9 y 12 $/tonelada; y se está hablando de aplicarle un impuesto de 6 $/tonelada”, añadió.

“Una terminal portuaria no tiene ninguna forma de hacerse cargo de esos 6 pesos si no se los traslada a quien le está prestando el servicio; es imposible absorber semejante costo”, explicó Ferrández, para luego agregar que “si esto se llegara a poner en práctica, seguramente ese costo va a quedar escondido en la cotización del trigo para lo que es exportación, aunque de hecho está cerrada la exportación de trigo, a pesar de los anuncios de la presidenta”.

“Lamentablemente una caída de los precios del trigo en forma artificial lo que hace es que disminuya el área de siembra y le pega muy duro a las zonas marginales, que están trabajando al borde de los rindes de indiferencia”, apuntó Ferrández.

“Sobre el final del gobierno de (Eduardo) Duhalde el trigo valía unos 500 $/tonelada; hoy vale entre 550 y 600 $/tonelada. ¿Cuánto subió el pan desde aquella época hasta hoy? Pasó de 2,50 a 5 a 6 pesos (por kilo). Ha fracasado todo esto en cuanto a proteger la mesa de los argentinos”, culminó.

Temas en esta nota

    Load More