Con el equilibrio justo

En San Luis, un análisis a fondo del peso que tendrán la agricultura por ambientes y sus nuevas herramientas.

26deSeptiembrede2009a las08:09

La importante región agroecológica con epicentro en San Luis, antes considerada marginal o "lejana" para la agricultura de alta productividad, hoy se encuentra cada vez más cerca de los estándares de eficiencia de zonas consideradas centrales. El desarrollo de información local, la generación de conocimientos en los modelos exitosos, y su difusión, es lo que ha permitido transformar, en los últimos años, la producción agropecuaria puntana.

En éste sentido, un grupo de productores innovadores, pertenecientes a la Regional Aapresid San Luis, ha tenido mucho que ver. Y fueron protagonistas, hace pocos días, en Villa Mercedes, San Luis, de un seminario durante el cual hicieron foco en diferentes variables que aún hay que ajustar para seguir aumentando la eficiencia y hacerlo de manera sustentable.

"Hacer el manejo correcto, en el lugar indicado y en el momento oportuno". Así comenzó su exposición el Ing. Agr. Alejandro O´Donnell, miembro del Grupo Regional Aapresid Río Cuarto, para referirse a la agricultura por ambientes.

La evolución tecnológica es central en la agricultura argentina, y ya no es raro encontrar en el campo equipos de alta sofisticación electrónica, mecánica, robótica, telecomunicaciones, sistemas de posicionamiento global (GPS) y software correspondientes. Además, las nuevas prestaciones de la maquinaria agrícola entregan información en tiempo real.

Ahora bien, ¿cuál es la utilidad de las distintas herramientas disponibles y qué hacemos con todos los datos recolectados?

Según O´Donnell, la agricultura por ambientes utiliza un conjunto de herramientas y procedimientos para adecuar el manejo de suelos y cultivos a la variabilidad presente dentro de un lote, con el objetivo de aumentar la rentabilidad de los sistemas productivos y disminuir el impacto ambiental; es decir, ajustar las dosis de insumos a la máxima respuesta económica en cada ambiente.

Los mapas de rendimiento generan muy buena información, pero no son la única herramienta para identificar variabilidad causada por el manejo o diferencias en el ambiente. También podemos sumar imágenes satelitales, fotografías aéreas infrarrojas (índice verde) y mapas de calidad de grano (sensores de proteína).

Luego, para caracterización de ambientes, podemos recurrir al muestreo de suelo en grilla o al muestreo dirigido, a la geo-referenciación de la carta de suelo, mapas topográficos, mapas de conductividad eléctrica y mapeo de napas con geo-radar.

Une vez recolectados los datos generados a campo por las distintas herramientas y metodologías, se procede al análisis, procesado e interpretación de la información. En ésta instancia se recurre a softwares específicos, programas estadísticos y a la experiencia aportada por el productor o técnico para el ajuste. La aplicación de los conocimientos adquiridos derivan en prescripciones agronómicas de aplicación variable de nutrientes y plaguicidas, siembra diferencial de variedades y densidad de semillas, para el manejo de insumos por sitio específico.

En general, los lotes con gran variabilidad, ambientes con napa, diferencias topográficas y tipos de suelos, son los que más capitalizan los beneficios de la agricultura de precisión.

Las herramientas disponibles en el mercado son muchas. Para su correcta elección y uso se hace necesario estar capacitados para transformar datos en información. "El conocimiento y criterio agronómico hacen la diferencia en un plan exitoso de agricultura por ambientes", recalcó O´Donnell.

En los ambientes de San Luis, la agricultura está en estrecho vínculo con la ganadería. Hay muchos productores de punta con planteos agrícolas bajo riego, que luego transforman los granos producidos en carne, en sistemas intensivos de producción.

Por eso, resultó i

Temas en esta nota

    Cargando...