Se demora la flexibilización de las exportaciones de trigo y maíz

El acuerdo anunciado por la Presidenta hace 19 días sería oficializado esta semana.

29deSeptiembrede2009a las07:09

A 19 días de su anuncio, la flexibilización de las exportaciones de trigo y maíz continúa demorada, a la espera de la publicación de la norma correspondiente en el Boletín Oficial, lo que crea incertidumbre en el mercado local de granos.

Consultadas por LA NACION, fuentes de los ministerios de Economía y de Producción dijeron que por lo menos en el momento de escribirse esta información no tenían ninguna novedad al respecto.

"Tendría que haber sido publicada entre jueves y viernes de la semana pasada, pero eso no ocurrió. En el mercado granario hay muchas especulaciones, pero en concreto no hay nada", dijo Ricardo Baccarin, vicepresidente de la corredora de granos Panagrícola SA.

Sin embargo, fuentes del sector exportador y analistas del mercado dijeron que la publicación de la norma podría ocurrir esta semana.

La presidenta Cristina Kirchner había anunciado el 10 de este mes la reducción "a cero" de los derechos de exportación al trigo y el maíz para pequeños y medianos productores.

En la práctica, la medida no incluye la eliminación de las retenciones, sino el cobro en puerto del derecho de exportación y la posterior devolución de los montos pagados, según lo anunció la misma mandataria.

En ese sentido, se establece una flexibilización, siempre que los exportadores aseguren para el consumo interno 6,5 millones de toneladas de trigo y 8 millones para el maíz. Los ruralistas, en cambio, creen que esa cifra debería ser menor.

La medida alcanza a los productores que cosechen hasta 800 toneladas de trigo y 1200 de maíz. Quiere decir que beneficia a quienes trabajen campos trigueros de hasta 300 hectáreas y maiceros de hasta 150. En el acuerdo se consigna que la capacidad exportadora de la presente campaña, según las empresas consultadas, permite estimar que existe un excedente de trigo de alrededor de un millón de toneladas y para el caso del maíz, de 1,5 millones de toneladas, "por encima del requerimiento del mercado interno".

Si bien la reapertura de las exportaciones de trigo y de maíz es un viejo reclamo de los productores, la medida no cuenta con el apoyo de los productores porque no fueron invitados a discutirla.

Abastecimiento interno
"En primer lugar, considera un abastecimiento interno exagerado en función de los requerimientos del consumo de la población argentina de los derivados del trigo y del maíz", dijo el jefe del Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina, Ernesto Ambrosetti.

Según el economista, con unos 5 millones de toneladas de trigo "se abastecen todos los requerimientos de la población argentina para todos los derivados de la harina de trigo, esto es, pan, fideos, galletitas, etcétera", y ejemplificó que con 2,2 millones de toneladas de trigo "se podría abastecer todos los requerimientos para la elaboración de pan".

Pero el problema, según apuntó Ambrosetti, es que el encaje de 6,5 millones de toneladas de trigo "abastece también las necesidades de trigo para que la molinería exporte harina, y esto resta competencia en el mercado y difícilmente se alcance el objetivo de pagar el precio lleno al productor (FOB, menos los derechos y gastos de exportación), al no generar competencia en el mercado".

En tanto, fuentes de la exportación dijeron que la medida sería oficializada entre hoy y mañana. "Así dijeron la semana pasada los funcionarios, entre ellos el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno", dijo la fuente. En el mismo sentido se pronunció Javier Buján, presidente de Kimei Cereales y de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, según consignó un cable de la agencia DyN.

Además, el analista estimó que la exportación registraría 500.000 toneladas de trigo para vender en fo

Temas en esta nota

    Cargando...