"No escatimaremos esfuerzos para defender nuestro mercado de granos"

El candidato a presidente de la Bolsa dice qué propone hacer con las compras a fijar, la pizarra, la integración de los mercados de futuro, la “soja cara“ del Matba, y si el Laboratorio volvería a la Cámara.

06deOctubrede2009a las07:20

El candidato a presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Cristián Amuchástegui, presentó esta mañana a los socios de la entidad las líneas de trabajo que impulsa su grupo, bautizado “Consenso Institucional”, y que hacen foco en la defensa del mercado de granos disponible local y en la búsqueda de mayor transparencia en la formación de precios.

“No escatimaremos esfuerzos para que en un marco de entendimiento entre sectores se generen condiciones que permitan la concurrencia de crecientes volúmenes y participantes a nuestras ruedas, que fortalezcan su accionar, y posibiliten la formación y determinación de precios en un marco de máxima transparencia, como es tradición en la Bolsa”, señala el primer párrafo de la carta de dos hojas.

¿Por qué el énfasis en la defensa del mercado y la transparencia?, preguntó punto biz a Amuchástegui.
Hay dos o tres ideas fuerza que proponemos desarrollar en la institución. Una es poner énfasis en el mercado físico de granos, que es referente en el país y de alguna manera, por alguna circunstancia de la coyuntura, como la sequía y las regulaciones, está siendo cuestionado en cuanto a su transparencia y su capacidad de referir en la pizarra los precios reales del mercado.

¿Esto pone en riesgo al mercado de Rosario?
Bastante. Siempre ha sido esa la función de la Bolsa desde su creación lograr el desarrollo de mercados para negocios honestos, donde los operadores puedan canalizar la oferta y la demanda. Hoy la institución está empeñada ya en eso, pero nuestro objetivo es profundizarlo sentando a los distintos sectores en una misma mesa y sondear su intención política al respecto.

Más allá de la intervención del gobierno en trigo y maíz, en el caso de la soja la gran distorsión parece provenir de la cantidad de ventas de granos con precios a fijar después, que ya es más de la mitad de lo operador en Bolsa. ¿Qué propuesta tienen para resolver esta distorsión?
El tema de los negocios hechos a fijar, que toman como referencias el precio de pizarra, es una de nuestras preocupaciones. Analizándolo con los operadores, muchos nos dicen que una solución es buscar otros puntos de referencia para fijar ese precio, además de los negocios que se conocen en el piso. Entonces, de alguna manera, se pueden tomar precios que se conocen de otros negocios que no se concretan en el piso. Eso lo está evaluando un grupo coordinado por la actual institución.

¿Por ejemplo, tomar las cotizaciones de los mercados de futuro para hacer la pizarra?
Es una línea de trabajo que todavía no está definida, pero evidentemente hay que solucionar algunos puntos, porque no son las mismas condiciones de las mercaderías que se fijan en el piso que las que se operan en el mercado a término.

¿Sumaría las cotizaciones del Rofex, las del Matba, o un ponderado de ambas?
Hay un tema de regionalidad que hay que analizar. En cada zona, los mercados fijarán los precios de acuerdo a su criterio. Hay gente capacitada buscando soluciones. Creo que esto hay que dejarlo a los sectores que lo decidan dialogando y consensuando, pero mi ideas es que en algún momento esos precios tienen que converger. Hoy el Rofex está tratando de lograr algunos instrumentos para aumentar aún más sus volúmenes en los negocios de granos a futuro.

Precisamente, ¿qué opinión tiene sobre la posibilidad de integración entre el Matba y el Rofex?
Hay mucha gente que lo mira como algo deseable, en el sentido que se le daría una liquidez importante a un mercado a futuro nacional, lo cual es bueno técnicamente porque los mercados necesitan liquid

Temas en esta nota

    Cargando...