Siguen ingresando dólares y el riesgo país quiebra la barrera de los 700 puntos

El Banco Central aprovechó el contexto y sumó algo más de u$s 100 millones. El billete que operan bancos y empresas sigue en picada libre. El “veranito“ financiero continuará. Esperan nuevas subas en bonos a pesar del ajuste de ayer.

07deOctubrede2009a las07:50

El caudal de negocios sigue marcando que hay margen para realizar apuestas en los activos locales. Si bien los bonos ajustaron después del rally del día anterior, algo más que lógico (compraron con el rumor y vendieron con la noticia), la tendencia sigue siendo positiva. Como se preveía, el Gobierno acordó con el FMI una “revisión técnica” sin fecha estipulada. La ambigüedad, algo que gusta acuñar desde el oficialismo para disfrazar que –después de todo– se vuelve al Fondo, hizo que algunos inversores entraran a dudar. Pero lo cierto es que los títulos abrieron y se mantuvieron con tono negativo durante toda la jornada, para finalizar con bajas de hasta 5,7% en los nominados en pesos (particularmente el Discount). Los bonos en dólares operaron con tono firme, aunque el balance final fue levemente negativo. De todas formas, el riesgo país –el indicador que elabora el JPMorgan y que mide la sobretasa que paga un país por sobre una emisión similar de EE.UU.– cerró en 708 puntos, si bien supo quebrar la barrera de los 700 unidades. Sea como fuere, el EMBI de la Argentina está en mínimos de 13 meses y vuelve a los niveles pre quiebra de Lehman Brothers.

El dato que mantiene el optimismo de los operadores es que los dólares siguen ingresando. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), se operaron $ 866 millones en bonos. Bajó con respecto al lunes pero se mantiene en niveles interesantes considerando la era post estatización de las AFJP. Algo similar se vivió en el mercado cambiario, donde se hicieron poco más de u$s 600 millones. Los exportadores liquidaron u$s 60 millones, un nivel “normal” para esta parte del año; mientras que los importadores (los que pueden esquivar el cepo del Gobierno) especulan con un valor más bajo para cerrar las operaciones. Gran parte del flujo vino de los inversores que salen de activos en dólares y se pasan a pesos para aprovechar algunas de las alternativas en danza. De hecho, el Banco Central se benefició del contexto y compró algo más de u$s 100 millones. “Aprovechamos para comprar, pero algunas veces lo hacemos para cancelar deuda del Tesoro. De todas formas no significa que queremos ponerle un piso al dólar. Mañana puede bajar y no es de nuestro interés evitarlo. Mantenemos la idea de evitar la alta volatilidad del tipo de cambio”, explicó a este diario una alta fuente del BCRA.

El billete en el circuito minorista quedó en $ 3,85, pero sobre el cierre se hicieron operaciones a $ 3,8497. Esto podría indicar que el dólar en las casas de cambio está con tendencia a la baja, algo que se verificará hoy. En la plaza mayorista continuó cediendo para clausurar en $ 3,834, seis milésimas de peso por debajo del lunes. Según dicen en las mesas, la compra del público –que supo ser de u$s 140 millones diarios en el pico de la crisis– es hoy cero y los minoristas “liquidan” divisas.

En el mercado esperan que la toma de ganancias de ayer no se extienda mucho más y vuelvan a recuperarse los títulos públicos. Parte de esta idea viene a cuento de la “inminente” oferta los holdouts, o sea aquellos acreedores que no ingresaron al canje del 2005. Saldar esa vieja deuda permitiría que el país tenga un costo de financiamiento más accesible en los mercados. Después de todo, el riesgo país de la Argentina es el más alto después de Venezuela, Ucrania y Ecuador (superan los 800 puntos). Por eso, el ingreso de divisas para aprovechar oportunidades de negocios estaría asegurada en el corto plazo. En el BCRA, de hecho, no están percibiendo “muchos fondos especulativos, por ahora son comportamientos normales de mercado”

Temas en esta nota

    Cargando...