Respaldo a las provincias para que puedan contraer más deuda

En la madrugada de hoy, los parlamentarios se aprestaban a sancionar tres leyes económicas. Además del Presupuesto 2010, se trataba la prórroga de los impuestos a las Ganancias, al cheque, a la Ganancia Mínima Presunta y a los Bienes Personales. Críticas.

Por
15deOctubrede2009a las07:51

La Cámara de Diputados avanzaba en la madrugada de hoy en el debate por el Presupuesto nacional para el año próximo y una prórroga de cuatro impuestos, que el oficialismo busca aprobar sin modificaciones.

Además, el cuerpo trataba la suspensión de parte del articulado de la ley de Responsabilidad Fiscal, por la cual se dejan sin efecto, durante los períodos 2009-2010, las restricciones para que las provincias puedan tomar deudas y  afrontar así los problemas financieros. Al cierre de esta edición, los parlamentarios oficialistas contaban con los votos necesarios para aprobar las leyes económicas.

El proyecto de Presupuesto nacional, remitido por el Ejecutivo, prevé un crecimiento del PBI del 2,5%, una inflación del 6,1% y un dólar promedio a $ 3,95. A su vez, como parte del mismo paquete, pero en proyectos separados se debatía la prórroga de los impuestos a las Ganancias, Ganancia Mínima Presunta, Bienes Personales, al Cheque y al precio final de venta de cigarrillos. El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, el kirchnerista Gustavo Marconato, defendió el proyecto presupuestario y aseguró que en 2010 "vamos a continuar en la ruta del crecimiento" que viene dándose "ininterrumpidamente por cinco años y medio" y que sufrió -dijo- apenas un accidente por la crisis financiera internacional. En un solo discurso, Marconato defendió las prórrogas impositiva  solo por Ganancias, Bienes Personales, Ganancia Mínima Presunta y Cheques, implican ingresos del año próximo por $ 88.200 millones.

Las prórrogas impulsadas por el oficialismo son por 10 años para los impuestos a las Ganancias, Ganancia Mínima Presunta y Bienes Personales; la renovación del impuesto al Cheque es por dos años.

La oposición realizó una serie de reclamos, como Marcelo López Arias, quien planteó la coparticipación total del impuesto al cheque y la cancelación de las deudas provinciales con las deudas que tiene la Nación por ATN, posición similar asumió el duhaldista Jorge Sarghini. El radical Miguel Angel Giubergia manifestó la necesidad de hacer una reforma tributaria integral después del 10 de diciembre, tras el recambio parlamentario, insistió en coparticipar el 100% del impuesto al cheque y eliminar el impuesto a la Ganancia Mínima Presunta por distorsivo.

La opositora Fernanda Reyes criticó que el jefe de Gabinete mantenga la facultad para reasignar partidas de gastos corrientes y recalcó que, a diferencia de otros ejercicios, "la novedad es que en este presupuesto existe un nuevo superpoder al ministro (Julio) De Vido para que pueda endeudarse en $ 19.000 millones, para realizar una serie de obras de las que no se informa el detalle". Con Reyes, coincidió el ex arista Carlos Raimundi (co-firmante con el porteño Claudio Lozano, Proyecto Sur, de un dictamen de minoría), respecto a la necesidad de gravar la renta financiera. La sesión comenzó al mediodía con 131 diputados en el recinto, casi quórum estricto que el oficialismo conformó con la ayuda del radicalismo K, diputados fueguinos, santiagueños y de Encuentro Popular y Social.

La mayoría se fue a ver a la Selección
En pleno debate, la mayoría de los diputados desapareció del recinto alrededor de las 19, justo el horario del comienzo del partido entre Argentina y Uruguay, que definió el pasaje de la Selección local para el Mundial. Según un conteo que realizó el diario online "Infobae", sólo 69 diputados quedaron en el recinto cuando empezó el encuentro.

Temas en esta nota

    Cargando...