Mejora el precio internacional del girasol

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires confirmó, al miércoles 14, que se registraba un avance del 14% en la intención de siembra, estimada en 1,9 millones de hectáreas, un 14,9% inferior a la de la campaña pasada y casi un 30% menor a la inicial (previa a la seca) del ciclo 2008/09.

20deOctubrede2009a las12:09

El retraso respecto del mencionado ciclo, de 3,8 puntos porcentuales, es adjudicado a la coyuntura en que se encuentra el mercado girasolero, el problema de plagas (mayoritariamente pájaros) y la demora en las precipitaciones, principalmente en el noreste.

En el último fin de semana se registraron lluvias que demoraron coberturas hacia el sudeste de Buenos Aires, donde se habían iniciado las labores. También en el este entrerriano excesos hídricos paralizaron las actividades. La incorporación de humedad en los perfiles está favoreciendo la implantación de los cultivos o al menos está permitiendo el logro de la intención, una vez corregida hacia abajo, principalmente en la provincia del Chaco.

De las 268.000 hectáreas implantadas, casi 61.000 corresponden al NEA y más de 137.000 al centro-norte de la provincia de Santa Fe, vale decir que un 74% del total se encuentra en esta región, en la cual se lograron 321.000 hectáreas en la campaña pasada, un 62% más que en la actual. Otra región en la que se encuentra muy avanzado el proceso es el centro-este de Entre Ríos, en la que ya se implantó el 38% de la intención. Será decisivo el desempeño de las regiones sudoeste de Buenos Aires, sur de La Pampa y sudeste de Buenos Aires, que concentran el 58,4% de la expectativa de siembra nacional.

EL INFORME DEL USDA. En octubre, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos aumentó levemente sus estimaciones sobre producción y comercio de aceites vegetales, que disminuyeron en lo relativo a consumo, lo que redunda en un aumento en los stocks finales que corresponden principalmente a los de aceite de palma.

Se prevé un aumento interanual de 5,1 millones de toneladas en la producción de todos los aceites (una suba del 3,9%). Un 48% se debe al aporte del aceite de palma. Habrá MT 1,7 adicionales en el de soja y MT 1,2 en el de canola, mientras que nuestro aceite se mantendrá estable.

Las importaciones crecerían apenas un 1,7%, o sea que pasarían de 53,3 a 54,2 M de tn. El aceite de girasol perdería mercados, al menguar las compras de 4 a 3,67 M de tn (de 7,6 a 6,8% del total). Continuaría aumentando la participación del aceite de palma en las importaciones totales, al pasar de 62,5 a 63%.

El consumo mundial de nueve aceites analizados aumentará un 4,1%. El de nuestro producto se mantendrá prácticamente constante en los 11 M de tn, y su participación en el total bajará del 8,4 al 8,2%. Para el total, habrá una disminución en la relación stock/consumo, pese al aumento en las existencias finales consignadas en octubre, del 8,3 al 7,7%.

El USDA espera, todavía, un aporte de Argentina por 3,74 M de tn de girasol, unas 400.000 toneladas más de lo que sería factible, aun en el caso de buenos rindes promedio y la concreción de toda la intención actual de siembra.

Nuestros tres principales competidores del Hemisferio Norte tendrán producciones menores al récord de la campaña pasada, principalmente Ucrania, que ofrecerá 900.000 toneladas menos. La producción conjunta de la Unión Europea, Rusia y Ucrania totalizará 19,4 M de tn, un 60,7% del total mundial. En 2008/09, aportaron 20,8 M de tn, es decir casi un 64% del total.

Se estiman exportaciones argentinas por 970.000 toneladas y 1,16 M de tn de harina y aceite de girasol, respectivamente. Nuestro país seguirá siendo el segundo proveedor, después de Ucrania, con una participación del 27,8% y del 26,1% en dichos rubros. La Unión Europea será el principal demandante a nivel mundial, con 27,8 y 43,4% de las compras totales de aceite y harina, respectivamente. Es notable la modificación que e

Temas en esta nota

    Cargando...