El canje ya es oficial y en la city apuestan a más subas en los bonos en pesos

Rápidos de reflejos, a minutos del anuncio, banqueros, operadores y analistas de la city trazaban el nuevo escenario para los activos locales. Esperan nuevas alzas de los precios. Ayer el Merval subió 2,3% y los títulos, hasta 6%.

23deOctubrede2009a las07:50

80-20 ó 70-30. Se sabía; no se sabía.

En estos términos porcentuales, ayer, se evaluaba cuánta información reciclada –y de la otra–, había aportado el jovial ministro Amado Boudou en su conferencia de prensa, al ejército de banqueros, operadores y analistas que hicieron after hour para verlo por TV. “Eso sí”, señaló uno de ellos, “la oficialización de la reapertura también cuenta entre lo que no estaba confirmado”.

Boudou anunció finalmente un proyecto para la reestructuración de la deuda cercana a u$s 20.000 millones que se mantiene con tenedores de bonos que no aceptaron el canje de las obligaciones impagas realizado en el 2005.

Con esta base de datos y sin desperdiciar el off the récord, aquellos que hoy tienen la difícil misión de esbozar lo que vendrá en el mercado financiero, ayer se abocaban a corregir al alza precios de activos y perspectivas para acciones y bonos. “La verdad, habíamos comenzado a desinflarnos en la idea de que los títulos se sostuvieran en estos precios, pero ahora ya no es así”, dijo un operador de renta fija de una casa de bolsa.

“Estoy cambiando ahora los precios objetivos y la perspectiva”, dijo el jefe de research de una mesa de dinero de un banco de renombre. “Pienso que todavía pueden subir un poco más, especialmente los activos en pesos que estaban muy retrasados”. En la línea fina, los bonos cortos y los largos (en pesos) podrían ser los favorecidos en este nuevo escenario. Emisiones como el Pre9, PR12 o el Boden 2014 hoy pagan tasas internas de retorno (TIR) superiores al 12% anual, cuando los bonos más largos, aquellos que vencen dentro de 20 años, se ubican por debajo de ese guarismo. “Debería ser al revés pero la incertidumbre dio vuelta la curva”, remata un analista.

La idea nodriza que se alimenta de este razonamiento colectivo es que la reapertura del canje le da sustento a la recuperación de los precios y que, posteriormente, el potencial acercamiento de la Argentina a los mercados voluntarios de deuda, permitirá un mejor perfil financiero para los próximos meses. “Esto debería verse reflejado en el valor de la deuda que emite el Gobierno, es decir, veremos subas en bonos, principalmente los cortos que todavía pagan mucho”.

“Si bien es positivo para los activos domésticos en general, creo que todavía hay muchas dudas sobre cómo se va a llevar adelante la reapertura”, señaló otro trader”.

Otro corredor (de bolsa) cuyo negocio se focaliza en el exterior, ayer estimaba un “muy probable arbitraje” entre bonos largos en dólares a bonos largos pero en pesos. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), ayer el Discount en pesos ganó 4% hasta los $ 104, mientras el Boden 2012 se alzó con una suba de 2,3%. El bono Par en dólares llegó a subir 6%.

Los que ganan con el canje

Para los especialistas, el optimismo se derramará a las acciones de las entidades financieras que tienen en cartera una buena porción de bonos. Ayer, en un marcado anticipo de lo que horas después plasmó en palabras (y sonrisas) Amado Boudou, los papeles de Grupo Galicia, Banco Hipotecario y Banco Francés acapararon la atención de propios y ajenos al anotar subas de casi 10%. Esto hizo que el Merval trepara 2,3%, en parte, contagiado del derroche de algarabía que reinó en el mercado de títulos, donde operaron subas importante.

El indicador líder subió hasta los 2.309 puntos en la plaza local, que negoció $ 81 millones en acciones. En el pronóstico, la plaza bursátil local podría sumar nuevamente más de ambos: puntos y pesos.

20.000

Son los millones que

Temas en esta nota

    Cargando...