El gasto sigue en expansión y el superávit primario es casi neutro

Economía justificó la pérdida del ahorro fiscal en la política contracíclica para “sortear sin mayores sobresaltos la adversa situación internacional“.

Por
23deOctubrede2009a las07:54

La planilla que distribuyó ayer el Ministerio de Economía con los resultados de las cuentas fiscales del mes de septiembre justificó el vaticinio que hizo Amado Boudou en su primera conferencia de prensa del día: “seguro que mañana vamos a ver en los titulares ‘fuerte caída del superávit”. No era para menos: el resultado primario, previo al pago de los intereses de la deuda, fue de apenas $ 224 millones, y el financiero marcó un rojo de $ 2.179 millones.

El gasto público venía exhibiendo una tendencia decreciente desde junio pasado, cuando alcanzó un pico de $ 23.175 millones. Pero la tendencia se quebró en septiembre, período en el que las erogaciones primarias rondaron los $ 20.500, un poco más de $ 1.000 millones que en agosto.

El saldo positivo que exhibió Boudou fue 93% menor al obtenido en igual mes de 2008. El dato a tomar en cuenta es que para que los ingresos se ubicaran por encima del gasto, la diferencia la hizo un aporte de $ 816 millones hecho por el Banco Central.

El superávit primario es un indicador que ganó preminencia en los ‘90, cuando el déficit era casi permanente y los inversores se conformaban con ver cuántos fondos le faltaban al Gobierno para empezar a pagar deuda con recursos propios y cuánto debía financiar.

En los años de bonanza de la era Kirchner, nadie se molestaba demasiado en examinar la composición de las cuentas públicas, hasta que la crisis volvió a poner los números en rojo.

El superávit primario acumulado en los primeros nueve meses es de $ 8.693,3 millones. Pero en contraposición, se alcanzó un déficit financiero de $ 4.600 millones. Es que solo en el mes pasado el Tesoro tuvo que afrontar un pago de intereses de $ 2.400 millones.

En la comparación interanual, los ingresos crecieron apenas 7,1% y el gasto lo hizo a un ritmo de 28,3%.

El secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, defendió el aumento de las erogaciones al sostener que fueron dirigidos a “gastos de capital” y no a solventar “gastos corrientes”. El funcionario destacó que “desde finales del año pasado y en lo que va de 2009 estamos realizando una política fiscal contracíclica, lo que entre otras acciones que se han impulsado desde el Estado Nacional nos permite sortear sin mayores sobresaltos la adversa situación internacional”.

La variación se originó principalmente por las subas observadas en las transferencias a provincias para la realización de obras públicas y de infraestructura básica, financiadas con la afectación del 30% de las retenciones de la soja; por la construcción de viviendas y por los emprendimientos de infraestructura vial en zonas urbanas y periurbanas efectuadas a través del Fondo Fiduciario de Sistema de Infraestructura del Transporte y a la ampliación de redes eléctricas. En materia de inversión real directa, Economía destacó los aportes para Nucleoeléctrica Argentina S.A. destinadas principalmente para la terminación de Atucha II.

Sin embargo, también hubo incremento de gasto corriente, por los aumentos que recibieron los jubilados y los nuevos convenios salariales aplicados en el sector público.

Temas en esta nota

    Cargando...