"Podríamos ver un euro a u$s 1,65 durante el año que viene"

Según el Jefe Cambiario del Bank of New York.

Por
26deOctubrede2009a las07:44

En una economía que finalmente empieza a emerger, el dólar ya no encuentra cabida. Los mismos que se aferraron con uñas y dientes al billete tras la caída de Lehman en busca del confort de ese refugio conocido, hoy le dan la espalda en favor de una cuota mayor de aventura y apuestas más riesgosas.

Cada vez más cercado, el dólar vuelve a emprender la marcha hacia el mínimo histórico de 1,60 por euro del año pasado y a abonar las versiones que lo dan por muerto antes de tiempo.

Pero más allá de los fatalismos, la debilidad de la moneda es un hecho: la semana pasada tocó los 1,50 por primera vez en 14 meses y nadie presiente por ahora que vaya a pegar la vuelta.

Simon Derrick, jefe de estrategia en monedas del Bank of New York Mellon, cree que la moneda podría coquetear con los 1,65 por euro el año que viene.

En charla con El Cronista, el estratega con sede en Londres también desliza tendencias de más largo plazo que prometen moldear al mercado cambiario de la próxima década.

–¿Espera que el dólar se debilite aún más? ¿Revisaron últimamente sus proyecciones?

–Sí, creo que el dólar todavía puede depreciarse. Hemos mantenido nuestras proyecciones bastante estables desde comienzos de septiembre, con una estimación de 1,55 dólares por euro para finales de este año. Además, creo que veremos un nuevo máximo en 2010, probablemente en 1,65 dólares.

–¿Debería intervenir Estados Unidos para defender su moneda o están cómodos con este nivel más allá de la retórica de “dólar fuerte”?

–No, no creo que deban intervenir. Estados Unidos está adoptando una serie de política sensatas que apuntan a las necesidades de su economía. Esto incluye permitir que su moneda flote libremente. Y si esto obliga a las grandes naciones que acumulan reversas a revisar sus propias estrategias cambiarias de modo de no atesorar tantos dólares, liberalizando por ejemplo sus políticas, entonces mucho mejor.

–¿Cuáles son las mejores apuestas en monedas por estos días?

–En el corto plazo, creo que los mercados cambiarios pueden volverse muy volátiles por lo que recomendaría cautela. En un horizonte más largo, creo que hay dos temas centrales que comenzarán a emerger durante la próxima década. El primero es dónde China decide invertir su dinero. Este año ya hemos visto una gran cantidad de acuerdos sellados desde Kenia hasta Canadá.

Vamos a ver todavía mucho más de esto y los inversores de otros lugares del mundo seguirán el ejemplo de estos países. En segundo lugar, no me sorprendería ver un movimiento en los próximos diez años hacia una moneda única en el este asiático en paralelo con el euro.

Por Laura García.

Temas en esta nota

    Cargando...