Difunde hoy el Indec los datos del campo

Publicará un nuevo informe, que matizará las cifras previas; duras críticas al ruralismo.

Por
30deOctubrede2009a las07:16

El Indec difundirá hoy los resultados del censo agropecuario, accidentado operativo que duró un año y cuatro meses y ya sufre varios cuestionamientos. El organismo de estadísticas confirmará o no la información que adelantó hace un mes en un informe preliminar, y que arrojó como dato central la desaparición de cerca de 60.000 explotaciones agropecuarias.

El censo -que debía haberse realizado en 2007- comenzó el 2 de junio del año pasado, en pleno conflicto por las retenciones móviles -el peor de la historia nacional- y terminó el 15 de este mes. A causa de esa puja entre el gobierno nacional y el campo, muchos productores rechazaron responder las preguntas de los censistas o directamente no los recibieron. Además, algunas provincias, como Corrientes, no completaron el operativo porque no recibieron a tiempo los fondos federales.

Consciente de este panorama, el director técnico del Indec, Norberto Itzcovich, se adelantó a las críticas. El funcionario recibió a LA NACION en una sala de reuniones del 2° piso del organismo, junto a Gustavo Rodríguez, director de Consumo, Inversión y Sector Externo de la Dirección de Cuentas Nacionales.

"Cuando el Indec no estaba cuestionado, nadie ponía la lupa como ahora. En los censos anteriores tuvimos tantas o más dificultades como en este", dijo Itzcovich, que cargó contra las entidades del campo, a las que responsabilizó de "incentivar a no responder al censo". Según el funcionario, el censo poblacional de 2001 se realizó en peores condiciones y eso "no salió en la tapa de ningún diario". Para Rodríguez, "en algunas regiones, como en la zona núcleo, fue difícil encontrar técnicos que aceptaran trabajar como censistas por temor a perder sus clientes habituales, los productores, si participaban".

En efecto, los números que muestre el Indec hoy indicarán que, como nunca antes, una cantidad muy importante de productores decidieron no atender a los censistas. Por eso, para el Gobierno no se registrará una significativa desaparición de explotaciones agropecuarias, sino que muchos productores no estarán registrados porque no respondieron.

Rodríguez también defendió al Indec de las acusaciones que en su momento hicieron los dirigentes ruralistas: que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, incorporó al cuestionario preguntas relacionadas con la actividad económica para "perseguir a los productores". Según el funcionario, un técnico de carrera del organismo, "el formulario económico, que pidió datos agregados de ventas de granos y ganado, de remuneración total al personal y de compra de insumos, tiene requerimientos infinitamente menores que los de la encuesta económica que responde un peluquero", afirmó.

Buenos Aires, con demoras
El trabajo de campo del censo duró un año y cuatro meses, bastante más que en el anterior, de 2002, que se terminó en cinco meses. La provincias con más demoras en la recolección de datos fue Buenos Aires, y ese hecho es atribuido por los funcionarios del Indec al cambio de funcionarios en la dirección bonaerense de estadísticas y a que hasta fines de 2008 "no se le dio la relevancia que tuvo el operativo".

A pesar de las demoras y las dificultades de los censistas en medio del conflicto por la resolución 125, para Rodríguez, "el único vicio que puede tener la información que se desprende de este censo es la subdeclaración que puedan haber hecho los productores". Consultado sobre la razón por la cual en el informe preliminar anterior Santa Cruz es la única provincia en la que aparecen más explotaciones agropecuarias que hace seis años, el funcionario respondió que "eso será parte del análisis posterior" que harán los usuarios de la información.

José Crettaz.

Temas en esta nota

    Cargando...