Advierten que el impuestazo tecnológico frenará inversiones

El oficialismo intentará mañana tratar en Diputados el proyecto de ley que aumenta la presión fiscal a productos tecnológicos importados o fabricados fuera de Tierra del Fuego.

Por
03deNoviembrede2009a las07:50

Se trata del llamado impuestazo tecnológico, que no pudo ser tratado la semana pasada debido a que la oposición rechazó habilitar el tratamiento del tema sobre tablas. Como ahora ya se cumplieron los plazos reglamentarios, la intención del bloque del Frente para la Victoria es votar esta ley mañana con simple mayoría aceptando los cambios que se le introdujeron en el Senado.

Si bien Afarte, la asociación que reúne a las empresas de Tierra del Fuego, respalda la iniciativa, el resto del arco tecnológico argentino asegura que provocará un encarecimiento de la tecnología y pondrá trabas a las futuras inversiones.

De hecho, fue tema de preocupación durante el 45º Coloquio de IDEA que se desarrolló la semana pasada en Mar del Plata con importante presencia de empresas de este sector como Motorola, IBM, Dell, Nec, Nextel, Google, Microsoft, SAP, Telecom y Telefónica, entre otras.

La iniciativa impulsada por la Casa Rosada ya había sido aprobada por la Cámara baja, pero el Senado realizó una modificación, por lo que los diputados tendrán que volver a analizarlo y votar mañana.

En este sentido, Pablo Orsei, Countrie Manager de Motorola, consideró que “todas las barreras que se le impongan a un mayor acceso a la tecnología terminan perjudicando al país porque llega menos a la gente, cuando la ecuación debería ser a la inversa, facilitando y no poniendo trabas”.

Según el ejecutivo, “muchos modelos de celulares van a ser afectados por este impuestazo, por lo cual habrá seguramente un replanteo de inversiones y también de los gastos de los usuarios”.

La iniciativa elimina la exención de impuestos internos, del 26%, y duplica el IVA del 10,5 al 21% para los productos electrónicos e informáticos no fabricados en Tierra del Fuego.

También desde Nextel advirtieron que este proyecto pondrá bajo revisión el plan de inversiones para el año próximo. Ruben Butvilovsky, CEO de la compañía, cuestionó el proyecto y aseguró que “es una medida negativa que no genera confianza y frena inversiones”.

De igual modo, se pronunció Guillermo Cascio, gerente general de IBM Argentina, para quien el impuestazo “no ayuda a fomentar las nuevas tecnologías”. Si bien la empresa se dedica a servicios tecnológicos luego de vender su área de fabricación de computadoras, igual siguen de cerca el tema. “Deberían aplicarse fuertes políticas de Estado que ayuden al crecimiento de la tecnología y no al revés”, agregó.

Por Andres Sanguinetti.

Temas en esta nota

    Cargando...