La sequía no da tregua y crece la preocupación en el centro del país

Varias ciudades de Córdoba, La Rioja y el sudoeste de Buenos Aires ya declararon la emergencia hídrica. Y Tucumán adoptará la misma medida si no llueve en las próximas horas.

Por
04deNoviembrede2009a las17:17

El agua no llega y crece la alarma en varias provincias del centro del país donde la sequía golpea cada vez con más fuerza.  Varias localidades de Córdoba, La Rioja y el sudoeste de Buenos Aires ya declararon la emergencia hídrica y en Tucumán analizan tomar la misma medida si no llueve en las próximas horas.

Uno de los escenarios más complicados lo vive la ciudad cordobesa de Río Ceballos, la principal de la región de las Sierras Chicas, que hoy sufre el corte total del suministro de agua potable. Así se trata de paliar los efectos de la histórica bajante del Dique La Quebrada, que abastece a la zona. El cronograma indica que mañana no habrá servicio en las vecinas Unquillo y Mendiolaza. En todos los casos se garantiza la provisión –a través de camiones cisterna- a escuelas, comedores, guarderías, hospitales y dependencias públicas.

También preocupa la situación en la capital provincial, donde la baja en el Dique San Roque hace peligrar el suministro. Las autoridades analizan medidas para combatir la sequía: "El objetivo es evitar el uso inadecuado y excesivo del agua", explicó Jorge Saravia, titular del Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) tras mantener una reunión con varios funcionarios.

La Rioja se sumó al decreto de la emergencia hídrica, que alcanza a la capital provincial y a los departamentos de Chilecito y Chamical. Según informó la Unidad Operativa del Servicio Público de Provisión de Agua Potable y Desagües Cloacales, se tomó la medida tras registrar 15 días de problemas en el suministro.

Pero ¿en qué consiste la emergencia hídrica? Implica realizar acciones para dosificar el servicio en función a la capacidad disponible del recurso y controlar a los prestadores, para que el consumo sea el mínimo necesario e imprescindible. Además, se llama a la población a que sólo utilice el agua para consumo personal y no para regar plantas, lavar autos, veredas o ninguna otra actividad que conlleve derroche.

El panorama es crítico también en Bahía Blanca, en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, donde la cota del embalse que provee de agua a esa ciudad y a Punta Alta bajó hoy a 154,23 metros, casi 20 centímetros por debajo de su mínimo histórico.

Los habitantes de esa localidad realizarán a partir de las 20 una concentración con vasos vacíos frente a la municipalidad local para exigir la búsqueda de soluciones a la crisis. En esa dirección, trascendió que Aguas de Buenos Aires (ABSA) acelera el proceso para poner en funcionamiento unos 15 pozos que extraerán agua subterránea para derivarla del acueducto que abastece a alrededor de 400.000 personas.

El panorama no es mucho más alentador en Tucumán, donde todavía no se declaró la emergencia, pero no se descarta tomar la medida si no llueve en forma pronunciada durante las próximas horas, ya que las precipitaciones caídas durante la madrugada no alcanzaron para mitigar la sequía.

"Salvo los 20 milímetros caídos en Tafí del Valle, una localidad situada a 110 kilómetros de la capital tucumana, en toda la provincia se registraron sólo entre 2 y 8 milímetros, lo cual no alcanza para solucionar la escasez, que es preocupante para el sector agrícola", explicó Jorge Feijóo, secretario de Actividades Productivas de la provincia, quien además destacó preocupado que "hacía 40 años que no se registraba un mes de octubre sin agua".

Temas en esta nota

    Cargando...