Todo el poder de la soja

La Argentina, Brasil, EE.UU., Uruguay y Paraguay crearon la Alianza Internacional de Productores.

07deNoviembrede2009a las08:22

Los principales productores de soja del mundo presentaron en público una asociación que los nucleará y lo hicieron esta semana nada menos que en Buenos Aires. Estuvieron representantes de Argentina, Brasil, Estados Unidos, Paraguay y Uruguay, que suman el 90% de la producción mundial.

El acto, simple y sencillo, en la Bolsa de Cereales, marca la integración internacional de la principal actividad económica que tiene la Argentina: la producción de soja.

El anfitrión fue Rodolfo Rossi, un reconocido genetista que preside ACSOJA, la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina, quien destacó que hay una globalización del consumo de la soja y sus subproductos industriales, pero no de la producción, fuertemente concentrada en el continente americano.

La nueva Alianza Internacional de Productores de Soja (ISGA, por sus siglas en inglés), está integrada por las principales entidades que representan a las cadenas sojeras de aquellos cinco países (Ver Uno a...), y tendrá su sede permanente en Buenos Aires.

Al hacer el anuncio público de su constitución, detallaron una serie de objetivos que se proponen y compromisos que asumen. Entre otros, desarrollar las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA, ver Página 10) e interactuar con los consumidores para conocer y satisfacer sus necesidades, y con los políticos, para intentar que reconozcan las necesidades de la producción.

Durante la presentación, Rossi sostuvo que la soja "trajo enormes beneficios, pero también algunos perjuicios, que se pueden remediar. Tenemos que garantizar que el mundo tenga granos y subproductos para los próximos años, pero hacerlo con sustentabilidad económica, ambiental y social".

Con esos objetivos, dijo que la nueva asociación sojera mundial trabajará en la transparencia de los mercados y en un manual de BPA coordinado entre todos los países (en la Argentina Aacrea y Aapresid están trabajando en el tema).

Los miembros de la nueva entidad vienen interactuando con perfil bajo durante los últimos dos años. La primera reunión se hizo en Cuiabá, en el Mato Grosso, pero luego la mayoría se realizó en la Argentina.

Del acto participó Lorenzo Basso, nuevo viceministro de Agricultura y ex decano de la Facultad de Agronomía de la UBA, quien indicó que "en nuestro país tenemos que aprender a trabajar en forma coordinada, como lo hicieron estas entidades". Y adelantó que su cartera está elaborando un plan para el centenario para apuntar a producir 180 millones de toneladas de granos.

Guillermo Prone, de ACSOJA, explicó que ISGA quiere ser la voz de las cadenas de la soja y explicó cuáles son los lineamientos básicos de su credo. "Creemos en la tecnología, pero usada adecuadamente. Queremos hacer las cosas bien y dar garantías de eso, para atender la demanda de Asia, pero sin descuidar por ejemplo a la Unión Europea".

Uno de los conceptos que recorrió toda la presentación fue el de sustentabilidad. Y aplicado a la Argentina, Prone reconoció que "por supuesto que no es sustentable hablar de 19 millones de hectáreas de soja y sólo tres de otros cultivos, como habrá en esta campaña. Pero para que eso cambie hace falta previsibilidad y estabilidad. Y eso está faltando en la Argentina".

Rossi, por su parte, dijo que "este año, si tenemos suerte, tendremos 60 millones de toneladas de soja, pero tendríamos que tener 60 millones de toneladas adicionales de otros cultivos. Tenemos que hacer sustentable el complejo sojero".

Miguel Calvo, vicepresidente de Acsoja, añadió: "si tenemos tanta soja por algún motivo es. En definitiva, gracias a Dios que está, para los productores y para el país. Pero tiene que estar incorporada a un esquema más sustentable".

Ricardo Arioli, vicepresidente de APROSOJA, la asociación que nuclea a los productores del Mato Grosso, la

Temas en esta nota

    Cargando...