Gracias al boom de descuentos y promociones, el consumo con tarjeta creció 20% este año

La emisión de plásticos nuevos disminuyó, pero más gente decidió activar tarjetas que tenía sin usar. El avance del consumo es significativos si se tiene en cuenta el frenazo que sufrieron las ventas minoristas durante el primer semestre del año.

13deNoviembrede2009a las07:50

La agresiva oferta de descuentos, promociones y cuotas sin interés que el sistema financiero local puso en marcha este año viene dando sus frutos. Es gracias a esa estrategia que el consumo con tarjetas de crédito y débito pudo atravesar casi sin turbulencias la crisis económica y financiera del último año y medio. Según adelantaron a El Cronista los principales referentes del mercado local, las compras con tarjeta aumentaron 20% entre octubre de 2008 y el mismo mes de 2009. Además, la cantidad de plásticos activos –es decir, en uso– se incrementó en un 10%, aún cuando la emisión de tarjetas cayó en esa misma proporción. Para 2010, en tanto, se espera que el consumo siga firme.

“Si bien el número de tarjetas emitidas cayó, los volúmenes de consumo se mantuvieron firmes gracias a la estrategia de descuentos y promociones”, indicó Rubén Vázquez, presidente de Cabal y de la Cámara de Tarjetas de Crédito y Compra (ATACYC), quien abrirá hoy el 17´ Congreso Internacional de Tarjetas de Crédito.

En concreto, el volumen de ventas con tarjetas de débito y crédito aumentó un 20% en los últimos 12 meses. Parte de ese crecimiento se debe a la inflación, que por estos días los economistas privados estiman en torno al 15%. Sin embargo, el solo hecho de haber podido atravesar el año con un leve avance ya resulta significativo para la industria, si se tiene en cuenta el freno que sufrieron las ventas minoristas en el primer semestre. En rigor, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informa que las ventas minoristas acumulan un retroceso del 11,1% en lo que va de 2009.

“El consumo con plásticos aumentó. Esto se debe en parte a la inflación, en parte a un incremento de los clientes nuevos, y en parte a que los clientes de siempre consumieron más”, dijo Sergio Kahan, gerente de tarjetas del banco Galicia.

Kahan coincide con Vázquez en señalar que, pese al crecimiento del consumo, la cantidad de plásticos en circulación se redujo en un 10%. Aproximadamente, desaparecieron unas 3 millones de tarjetas, de las 30 millones que había en 2008, a unas 27 millones en la actualidad. Pero al mismo tiempo, la cantidad de plásticos en actividad creció en un 10%. “Lo que muestra esta tendencia es que los bancos dejaron de ofrecer plásticos en forma masiva –es decir, dejaron de emitir compulsivamente–, mientras que la gente decidió activar las tarjetas que tenía sin usar”, destacaron desde otra entidad líder en el mercado de consumo.

Según Vázquez, la mitad de los consumos que se hicieron este año fueron en cuotas. “Los pagos sin interés son un beneficio muy valorado. Estratégicamente, además, garantizan a los bancos que el consumidor tendrá activo su plástico por varios meses”, dijo.

De cara al futuro, mientras tanto, la industria es optimista. “Para el año que viene, esperamos un incremento del consumo. Por lo general, hay una relación estrecha entre el avance de los consumos y el crecimiento del PBI, que en 2010 se cree que repuntará. Además, la nueva asignación por hijo de $180 significará una inyección cercana a los $10.000 millones por año en la economía nacional. Ese dinero irá al consumo, y una parte se canalizará a través de las tarjetas de crédito”, dijo Vázquez.

Señal de ello es que desde septiembre la financiación al consumo por parte de los bancos volvió a crecer con mucho vigor. En tanto, la morosidad –un tema que empezó a preocupar al sistema financiero a principios de este año– parece estar controlada. Según Vázquez, se encuentra estancada en torno al 4% hace

Temas en esta nota

    Cargando...