Mayor encierre que lo esperado - Por Ignacio Iriarte (*)

Aumentó el registro en el Senasa, porque muchos corrales en funcionamiento optaron por blanquear su situación para poder cobrar subsidios de la Oncca. En setiembre había 2,1 millones de cabezas encerradas en alrededor de 2.200 "feedlots". Así, la suba de precios sería menor que la esperada.

Por
20deNoviembrede2009a las07:30

De acuerdo a un informe publicado por el Servicio de Sanidad Animal (Senasa), en setiembre había alrededor de 2,1 millones de cabezas encerradas en los corrales, y unos 2.200 feedlots en funcionamiento, unos 500 más que en marzo último.

El número es sorprendentemente alto y supera en más de 400 mil cabezas la última estimación publicada. No se sabe si este inesperado registro de hacienda encerrada -declarada oficialmente- es consecuencia de que muchos feedlots, que ya estaban funcionando, optaron por blanquear su situación en el organismo como paso previo para inscribirse en la Oncca y aspirar así a cobrar los subsidios, o se trata de la creación de nuevos encierres bajo el estímulo de los subsidios. La mayoría de los operadores consultados se inclina por lo primero.

En estos últimos días, se ha reanudado -aunque con cuentagotas- el pago de los subsidios. Pero lo abonado es casi irrelevante en relación con lo que se debe: puede calcularse que, en forma acumulada, ya supera los 1.300 millones de pesos.

Algunos habrían cobrado el mes de mayo, otro grupo de unos 200 feedlots ha cobrado abril-mayo y hay una gran mayoría que lo último que cobró fue febrero-marzo.

En 2006 se inscribieron en el Senasa 74 feedlots ; al año siguiente 247; en 2008, unos 879; y en lo que va de 2009 se registraron 773 corrales.

Existen unos 60 corrales que, con una capacidad de encierre de unas 650 mil cabezas, reúnen el 30 por ciento de la capacidad instalada. Todos ellos están inscriptos en la Oncca y cobran, en general, el subsidio con un menor retraso que el resto. La mayoría de estos grandes feedlots estaban casi llenos cuando se precipitó la salida de hacienda de las islas y hoy están llenos nuevamente. El hecho de que en setiembre había dos millones de cabezas encerradas al menos hace dudar sobre la vigencia de los pronósticos que hablan de una suba importante del precio del ganado para diciembre. Aunque el feedlot hubiera comenzado a vaciarse a partir de octubre, con ese nivel de encierre estaría casi garantizada una alta oferta de los corrales por tres meses, o sea, hasta fin de diciembre.

La suba de fin de año, cuya ocurrencia seguimos considerando probable, se basaría en un agotamiento de la oferta pastoril (vaca, novillo) más acentuada que la actual, y en una reducción de la oferta proveniente de los feedlots , que desde principios de octubre habría comenzado a reducir su ocupación.

Con el corral ocupado con ese volumen de animales puede esperarse por los tres meses subsiguientes (de 90 a 100 días de engorde promedio) la salida de unas 650 mil cabezas mensuales.

Por el corte de los subsidios, por los números en fuerte rojo y por la escasez de invernada, se esperaba para setiembre una cantidad menor de animales encerrados; estos dos millones son sorprendentes y serían causa suficiente para que no se registre en el corto plazo un faltante importante de ganado liviano de feedlot , cuya escasez es la que más le duele al mercado.

(*) Analista del mercado ganadero y de carnes.

Temas en esta nota

    Cargando...