Nuevas trabas en Chile para la harina argentina

La industria molinera local ya hizo un reclamo ante la OMC.

Por
24deNoviembrede2009a las07:03

Los productores chilenos pidieron al Banco Central local que extienda la medida antidumping, en vigor desde fines de 2006, sobre las importaciones de harina de trigo argentina.

Para ello, el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Luis Mayol, y dirigentes del Comité de Cereales, de la Asociación de Molineros y de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Valdivia, demandaron al presidente del Banco Central, José de Gregorio, una nueva extensión de este decreto por parte de la Comisión Nacional Encargada de Investigar la Existencia de Distorsiones en el Precio de las Mercaderías Importadas, por lo que estiman una "competencia desleal" de los molineros argentinos.

"La harina argentina, en este momento, tiene un subsidio implícito del 33%, lo que constituye una seria amenaza a la industria molinera chilena y que afecta directamente a los productores de trigo", planteó Mayol.

El máximo dirigente del agro chileno exigió también que la aplicación de la medida fuera inmediata. "No podemos esperar hasta el 6 de enero próximo, fecha en que vence el derecho antidumping vigente", concluyó.

El decreto en vigor, dictado por el Ministerio de Hacienda chileno, se remonta a una investigación realizada en octubre de 2006 debido a la acusación de presunto dumping en las exportaciones de harina de trigo por parte de algunos molinos argentinos.

De esta manera, en diciembre de aquel año se estableció un derecho antidumping provisional del 16,2%, el cual fue elevado posteriormente al 31,1% para toda la harina de origen argentino, determinación ampliada hasta el 6 de enero de 2010.

Según fuentes del sector consultadas por LA NACION, los primeros beneficios de esta salvaguarda se expresaron a través del aumento en la superficie cultivada de trigo en territorio chileno, la misma que hoy corre riesgo ante la competitividad extranjera y la caída del 20% del precio del dólar en Chile desde mayo hasta la fecha.

Ya en 2007, la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) había rechazado los cuestionamientos chilenos y amenazado con concurrir a la Organización Mundial del Comercio (OMC). En octubre, este organismo ya sugirió a Chile modificar su régimen arancelario de bandas a la importación de trigo, azúcar y harina.

Consultado ayer en Buenos Aires, el presidente de la FAIM, Alberto España, dijo que no le sorprendía la actitud de sus pares chilenos. "Siempre ponen trabas, cuando no paran un camión, nos cambian los análisis", dijo.

Señaló que, por ese motivo, "el mercado chileno para la harina de trigo argentino prácticamente no existe".

Carlos Vergara
Corresponsal en Chile.

Temas en esta nota

    Cargando...