Volvieron los datos oficiales - Por Flavia Rossi (*)

Esta semana volvieron a aparecer las proyecciones de producción y área del Ministerio de Agricultura. Un balance ajustado, nuevas exportaciones y la reclamada obligación de pagar los FAS teóricos hicieron volver a la exportación y a mejorar sus ofertas. Oportunidades para aprovechar.

Por
27deNoviembrede2009a las07:21

La noticia llegó con la cigüeña, nueve meses después del reclamo. A fines de la semana pasada el Ministerio de Agricultura volvió a emitir lo que era una de las principales referencias de las intenciones de siembra y de producción de Argentina: el informe mensual de Estimaciones Agrícolas, que no salía desde febrero.

La primera impresión fue buena, cumpliendo con parte del pedido de recuperar la publicidad de los datos de mercado. Es más, la novedad vino con regalo: la publicación de los informes entre marzo y octubre de 2009 que no se habían cargado hasta entonces en el sitio oficial. Aunque todavía falta volver a difundir los datos de compras internas de exportadores y fábricas, la medida genera expectativas.

Trigo. Según la cartera oficial, este año se podrán cosechar siete millones de toneladas de producción. Resulta lógico que esta estimación sea más conservadora que la de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que espera 7,75 millones de toneladas. Lo que suena inexplicable es cómo el propio ministro de Agricultura Julián Domínguez, dijera públicamente que la producción de trigo será de 8,5 millones de toneladas, dejando subestimada la información de su propio equipo.

Sean siete millones u 8,5 millones de toneladas, el balance será ajustado. Gracias a la reciente apertura comercial, se necesitarán casi nueve millones de toneladas de producción y de inventarios para cumplir con los permisos de exportación otorgados desde octubre y los 6,5 millones de toneladas que demandaría la molinería durante el año.

Estas noticias se sumaron al reclamo oficial de cumplir el acuerdo firmado entre la exportación y el Gobierno, que establecía como condición para la asignación de los ROE (permisos de exportación) pagar exactamente el FAS teórico (capacidad teórica de pago de la exportación) al comprar los cereales.

El pedido no quedó sólo en el discurso, sino que se implementó un sistema de control cruzado a través de la página de Internet en la que los productores pueden denunciar a los compradores que no cumplen ese requisito. La "inyección" de nuevas exportaciones y la "renovación" de los acuerdos le hicieron muy bien al mercado, que por estos días estaba planchado.

Volvieron los precios en las zonas portuarias y se marcó la pizarra a niveles similares a las paridades de pago (158 dólares en el disponible, 151 dólares el forward enero). Sin embargo, esta reactivación es virtual, ya que las operaciones no reflejan el mercado.

(*) Analista de Mercados de fyo.com
frossi@fyo.com

La Voz del Interior

Temas en esta nota

    Load More