Se derrumbaron las bolsas ante el temor de un default en Dubai

En una jornada que prometía apatía por celebrarse en EE.UU. el día de Acción de Gracias, el pedido de moratoria de un holding estatal en Dubai golpeó al mercado y saqueó la confianza de los inversores.

Por
27deNoviembrede2009a las07:41

Uno podría buscar en el diccionario y probablemente necesitaría varios de estos vocablos para graficar lo que tuvo lugar ayer en los mercados y lo que podría tener su saga en el día de hoy. Con la mudez de los mercados estadounidenses por el Día de Acción de Gracias, la noticia sobre el default técnico del fondo de inversión más grande de Dubai, en los Emiratos Árabes, provocó la estampida de los inversores. Todas las bolsas de Europa sufrieron las consecuencias de una pérdida de confianza en los precios de los activos y, a nivel local, las acciones retrocedieron como hacía tiempo que no se veía.

En rigor, Dubai solicitó una moratoria para las deudas contraídas por Dubai World, la compañía pública que concentra una deuda de u$s 59.000 millones, de un total de u$s 80.000 millones de los compromisos asumidos por el Estado, en lo que sería el default más importante desde el de Argentina en 2001. La decisión de Dubai se propagó rápidamente a los mercados financieros, debido a que grandes bancos como el Royal Bank of Scotland y Barclays son acreedores del emirato, y provocó una corrida global en los principales recintos bursátiles alrededor del mundo, un impacto que se reflejó en las bolsas de América Latina.

“Claramente hubo una sobredimensión en el tema, aunque una empresa holding de Dubai haya pedido moratoria, los números fundamentales de la economía global son los mismos, nada ha cambiado y no hay por qué alarmarse”, señaló el economista Luis Palma Cané.

A nivel local el Merval sintió los embates y perdió 4,3%. Las pérdidas destacadas fueron para Tenaris que retrocedió 3,96%, Petrobras Brasil que perdió 3,55% y Banco Macro con una caída de 3,13%. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), los títulos públicos operaron con bajas del orden del 2%. El Discount en pesos cedió 1,1%, el Bogar 2018 bajó 1,6% y los cupones PIB, 4%. En bolsa, las variaciones fueron aún más bruscas, con rojos de hasta 6%. Más temprano, las bolsas europeas habían cerrado con fuertes bajas, porque los bancos de ese continente tienen una exposición de u$s 13.000 millones.

Jackie Maubré, analista de Cohen Financial Services, subraya el estado de precariedad en el que podría encontrarse la banca: “la falta de disposición por parte de los bancos a refinanciar la deuda denota una crisis de liquidez del sistema financiero, algo más dramático incluso que la noticia de un default por parte de un fondo”.

Según Maubré, lo que realmente pude poner en aprietos a la evolución de los precios es que entidades de renombre se hayan negado a refinanciar la deuda.

Para Mariano Sardans, presidente de FDI, en cambio, el cimbronazo era previsible: “hace tiempo que venimos viendo que se suceden noticias negativas y la alta liquidez y las bajas tasas, hace que los inversores estén proclives a deshacerse de dólares para posicionarse en otros activos”.

La noticia rescató al dólar de mínimos de 14 años contra el yen y lo fortaleció frente al euro debido a que los operadores aprovechaban el retorno de la aversión al riesgo para sacar utilidades. En cuanto al impacto en Wall Street, hoy podría haber novedades si bien habrá sólo media rueda de operaciones. “No hay nada que a los inversores les disguste más que esta clase de situación”, dijo Norval Loftus, director de bonos convertibles y deuda islámica en Matrix Group de Londres.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota

    Cargando...