Se recalentará la inflación en 2010 y llegaría al 17,5%

La mayor actividad y la escasez de alimentos impulsarán la inflación. Las empresas buscarán recuperar rentabilidad. Subirá la conflictividad laboral por la puja entre precios y salarios.

Por
30deNoviembrede2009a las07:51

La inflación en 2010 “volverá a superar el dígito”, por cuarto año consecutivo, y se ubicará en torno de 17,5%, estimó la consultora Ecolatina, que pronosticó que el repunte de la actividad y el consumo, la menor oferta de carne, leche y trigo, la inercia inflacionaria, el alza de tarifas, la política de ingresos expansiva y mejores perspectivas mundiales “acelerarán aún más la inflación”.

Del otro lado, “el único factor que parecería actuar como moderador de la suba de precios en 2010 es la capacidad ociosa”, evaluó la consultora.

El informe señaló que el estallido de la crisis internacional y la caída de la demanda “moderaron significativamente la inflación a partir del cuarto trimestre de 2008”. Hasta noviembre de ese año, 32 de los 61 sub-rubros que componen el IPC Ecolatina crecían por encima de 20% interanual, pero en la actualidad en la actualidad solo cinco lo hacen, precisó.

Ecolatina explicó que con el desplome de las commodities, los precios de los alimentos se desaceleraron en la primera mitad del año. Pero a partir del segundo semestre “el capítulo volvió a acelerarse impulsado por el repunte de los precios internacionales y las condiciones climáticas adversas”.

Y constató que “si bien el alza de precios en 2009 fue significativamente inferior a la del año pasado, aún continúa en niveles elevados y se espera que la tendencia alcista persista”. Para la consultora, la inflación de este año cerrará en torno al 14,7%.

La inflación se ha vuelto ‘un problema crónico‘, indicó Ecolatina, y consideró que para “desarticularlo”, se necesita “instrumentar un plan económico consistente” y “operar sobre las expectativas para romper el componente inercial de la suba de precios”.

En este sentido, la aceleración de la inflación en 2010 podría “potenciar la conflictividad laboral por la puja entre aumentos de precios y salarios”, vaticinó la consultora en su informe.

“Con la mejora de la demanda es probable que los empresarios puedan recuperar parte del margen de rentabilidad perdido en 2009. Esto significa que –a diferencia de este año– buscarán trasladar una proporción creciente de los incrementos en sus costos a los consumidores”, destacó.

La suba de precios también podría licuar las mejoras en los ingresos de los sectores de menores recursos, como aquellos beneficiados por el plan de asignación por hijo y los 100.000 puestos de trabajo en cooperativas, indicó Ecolatina.

Termómetro roto

La consultora afirmó que “luego de tres años de inflación elevada, desactivar la inercia de la suba de precios resulta una tarea complicada”, e insistió en que “la falta de un indicador oficial confiable dificulta aún más el panorama”

La inflación elevada es una fuente adicional de incertidumbre “en una economía con un horizonte de previsibilidad de por sí acotado”, concluyó.

Temas en esta nota

    Cargando...