El mercado de futuros vuelve a ser lo que era gracias a la soja

El alza de casi 46% en la oleaginosa sirvió para paliar mermas en trigo y maíz, cuya operatoria bajó 30% y 40%, respectivamente, por el control sobre las exportaciones.

Por
01deDiciembrede2009a las07:39

Después que en 2008 se vaticinara el fin de los mercados de futuros para los granos, 2009 fue un año de repunte, aunque sólo la soja canta victoria. Entre enero y octubre de 2009, la operatoria de futuros agropecuarios subió 18% respecto a igual período de 2008, y de esta forma, el volumen total operado para los cuatro principales granos (trigo, soja, maíz y girasol) alcanzó las 19,4 millones de toneladas contra las 16,4 millones del año pasado. El dato resulta de la suma de las operaciones registradas en los dos mercados de futuros del país, el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) y el de Rosario (Rofex).

El incremento de las operaciones hasta octubre se acerca a los volúmenes del año 2007 y se espera que a fin de diciembre las supere, aunque por muy poco margen. En 2008, la Resolución 125 que instauró retenciones móviles por cuatro meses perjudicó la operatoria de estos mercados que, entre enero y octubre de 2007, habían alcanzado transacciones por 19,6 millones de toneladas.

La diferencia principal entre 2007 y 2009 es que se profundizó la brecha entre el volumen de soja operado y la cantidad negociada del resto de los cultivos. El grano estrella de la Argentina fue el único cuya operatoria a futuro subió respecto de 2008. Los cereales, en cambio, cayeron con fuerza, principalmente, por el sistema de control de las exportaciones, que se liberan a cuentagotas a través de acuerdos entre el Gobierno y los exportadores.

En los primeros diez meses del año, se negoció un volumen de soja a futuro 45,8% mayor que en 2008. Fueron 15,6 millones de toneladas contra las 10,7 millones de 2008. En paralelo, las operaciones de futuros de maíz cayeron 41% en volumen (de 2,6 millones a 1,5 millón este año), mientras que las toneladas de trigo negociado fueron 29,6% menores (pasaron de 3,1 a 2,2 millones de toneladas).

Según Diego Fernández, gerente general de Rofex, el incremento se debe a que “se ha ido diluyendo el gran shock que representó para el sector la Resolución 125”. En paralelo, el enorme aumento en el caso de la soja puede deberse a que, tras los faltantes que tuvieron los compradores el año pasado, con una cosecha que se desmoronó por la sequía hasta las 32 millones de toneladas, ahora quieren asegurarse mercadería. En la Argentina no hay prácticamente especulación con el mercado de futuros agrícolas, sino que, según Fernández, el aumento se da por la mayor participación de las firmas compradoras, que buscan al mercado como lugar de origen de mercadería física que luego exportan como grano o como aceite y harina.

Según el gerente general de Matba, Gustavo Picolla, no habrá cambios en la tendencia negativa de las operaciones de futuros en los mercados de trigo y maíz hasta tanto “no haya claridad en la comercialización”.

Mientras, el precio de la soja sube en Chicago, en parte, por los recortes de las estimaciones de soja argentina, que pasaron de 52 millones de toneladas a un volumen cercano a los 45 millones.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...