Argentina acelera las gestiones con Mujica por el tema Botnia

El presidente electo se reunió al menos dos veces con un funcionario de confianza de los Kirchner, la misma noche de la elección. Desde el Frente Amplio dicen que el ex guerrillero está interesado en solucionar el conflicto en forma rápida.

01deDiciembrede2009a las07:44

El presidente electo José Mujica y representantes del gobierno argentino aceleraron los contactos y sondeos para hallar una solución al conflicto por la pastera de Botnia, que ha deteriorado la relación bilateral, según aseguraron a Clarín fuentes de alto nivel de uno y otro país.

Los informantes coincidieron en señalar que la última ronda importante de acercamiento se registró minutos antes de que el ex guerrillero tupamaro fuera consagrado nuevo presidente de Uruguay, el domingo, en un salón del cuarto piso del Hotel NH Columbia, cuyas instalaciones la alianza oficialista Frente Amplio contrató para que sirvieran como su cuartel general.

"El principal interesado en apurar el tema es Mujica, quien incluso está dispuesto a dejar al margen momentáneamente la exigencia del levantamiento de los piquetes de asambleístas en el puente San Martín", que une las localidades de Fray Bentos y Gualeguaychú, dijo un informante del Frente Amplio ante una consulta.

"Es un momento excelente para iniciar una nueva etapa de entendimiento y confianza con el nuevo presidente de Uruguay y tratar de encontrar algún camino común sobre el problema de Botnia", explicó a Clarín una alta fuente argentina durante la Cumbre Iberoamericana que tiene lugar en Estoril, Portugal, donde acompaña la gira de la presidente Cristina Fernández de Kirchner.

La aceleración de los contactos fue incluso realzada por algunos medios en la prensa uruguaya, que coloca a Mujica en una posición negociadora más flexible que la de Tabaré Vázquez, el presidente saliente. Hasta ahora, Vázquez se ha negado a negociar cualquier salida hasta que el puente sea liberado.

Los nuevos contactos son aún más profundos y con propuestas más elaboradas que los realizados al menos dos meses atrás, cuando Mujica viajó a Buenos Aires y fue recibido en la Casa Rosada, dijeron las fuentes partidarias consultadas por este enviado. En aquel momento, Mujica transmitió las novedades al presidente Vázquez, quien dejó seguir el curso del diálogo.

Ayer, por ejemplo, el diario El Observador sostuvo que, durante el encuentro realizado en el Hotel NHColumbia, Mujica conversó con Rafael Follonier, "un delegado de la presidenta argentina" y se apresta a negociar con Argentina una "salida rápida" al conflicto por Botnia. Al parecer, según el diario, la solución propuesta no es aceptada por el presidente Vázquez. Junto a Mujica y Follonier, estuvo además el embajador argentino en Uruguay, Hernán Patiño Mayer.

Consultado por Clarín, Follonier -quien trabaja como secretario de la Unidad Presidenta, en la Casa de Gobierno- negó haber transmitido algún mensaje, pero aceptó su presencia en el Hotel. "Sólo vine a saludar porque tengo una amistad de casi 39 años con mucha gente del MLN", el movimiento que lidera Mujica, explicó a este enviado. No obstante, fuentes frenteamplistas confirmaron a Clarín que Follonier tuvo dos reuniones con el presidente electo, donde se habló de Botnia.

A su vez, ante una pregunta de Clarín, Patiño Mayer admitió que hubo un encuentro de Mujica de unos 30 minutos de duración con "algunos diputados argentinos que habían pedido una entrevista" con el líder uruguayo, pero negó que se hubiese tratado el espinoso tema de Botnia y que se hubieran acelerado los contactos con el presidente electo por el asunto. "Lo mejor que podemos hacer es seguir negociando en silencio", comentó poco después a la agencia de noticias AFP.

El fin del bloqueo es una de las prioridades de Mujica, que ganó el balotaje del domingo con el 52,7% de los votos contra 43,2% del ex presidente Luis Lacalle, del Partido Nacio

Temas en esta nota

    Cargando...