La soja y el efecto "packman": devoradora de cultivos

La soja en la Argentina avanzó con el efecto «packman» y en menos de una década pasó de cubrir el 50 % del área agrícola argentina al 75 %, una diferencia que significa, en parte, cultivos que resignaron superficie como trigo, maíz y girasol.Alejandro Vejrup del departamento de Investigaciones Comerciales de AACREA (Asociación de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola), definió al «efecto packman».

Por
07deDiciembrede2009a las07:24

En la campaña 20000-2001 había 10.664.330 de hectáreas de soja y en el actual ciclo las estimaciones oscilan entre 18 y 19 millones. «El problema es que agronómicamente es cero sustentable» coincidió el especialista en un diálogo durante una emisión de 30 Online. Un estudio del INTA Pergamino reveló los peligros de sembrar «soja sobre soja» en un campo con 20 años sin rotación y habló de «compactación» porque había desaparecido la capacidad de esponja y retención de agua, entre otros perjuicios.El suelo con monocultivo sufre ausencia de nutrientes y de intercambio de cationes, pérdida destructiva del suelo, de materia orgánica y avanza hacia un proceso de acidificación. De este camino, se regresa con el cambio a otros cultivos que den buen rastrojo como el sorgo o el maíz y también con algún abono verde, pero lleva tiempo recuperar el suelo.Este año, por distintos motivos, entre ellos los climáticos ya que hubo lotes con trigo que debieron abandonarse, la soja obtuvo 500 mil hectáreas que en el ciclo anterior fueron implantadas con maíz, 800 mil de girasol y 1.7 millones de trigo.

PROYECCIÓN. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantuvo esta semana su proyección de que serán sembradas 19 millones de hectáreas de soja mientras que el Ministerio de Agricultura que retomó parcialmente la difusión de estadísticas calcula 18.5 millones.Otros datos privados se pronuncian por una superficie de 18 millones de hectáreas.

De todos modos, el futuro sojero nacional también interesa en los Estados Unidos que obtuvo una cosecha record de 90 millones de toneladas y estima para Argentina 53 millones y 63 para Brasil, por lo tanto ambos países sudamericanos superarán el volumen del Norte. Entre los tres países producen el 80 % de la soja del mundo. Los rendimientos promedios de soja nacional podrían ubicarse en 2.6 toneladas por hectárea, que para AACREA implica estar frente a una campaña agrícola similar a la de 2006-2007.
Técnicos observan que entonces la producción sojera argentina estará en alrededor de los 47.5 millones de toneladas.Sin embargo algunos aires de renovación se perciben en algunas zonas donde los productores han buscado alternativas de rotación invierno-verano ya que el maíz sigue caro: la implantación de una hectárea maicera cuesta el doble que una de soja. En la zona núcleo se vio bastante arveja, algo de lenteja y según Agricultura de la Nación creció la superficie de sorgo que quedará en 940 mil hectáreas, es decir un 16.6 % más que en 2008-2009.

Algunos economistas, además evalúan que el año próximo la oferta de soja sudamericana va a «mandar» en el mercado internacional donde siguen firmes las adquisiciones de China, lo que producirá una baja en el precio de la oleaginosa. La cosecha del trigo argentino esta semana se intensificó con la pausa que dieron las precipitaciones y produjo, a su vez, otro fenómeno: la búsqueda de los 623 pesos por tonelada del precio lleno del cereal que llegó a fijar el Gobierno.

 Matilde Fierro.

Temas en esta nota