Prevé la Cepal el regreso del déficit

Dice que en la Argentina sube el gasto y que por eso el país debe volver al mercado; estima que el PBI crecerá 4% en 2010

11deDiciembrede2009a las07:51

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) estimó ayer que la Argentina crecerá un 4% en 2010, pero advirtió que deberá volver al mercado para financiar el déficit que enfrentará por la suba del gasto antes de las elecciones presidenciales de 2011. Al difundir el balance preliminar de las economías de América latina, el organismo de Naciones Unidas destacó que la Argentina fue el segundo país con mayor salida neta de capitales detrás de Venezuela.

En cambio, aceptó el diagnóstico oficial de que la inflación minorista es sólo de un dígito y afirmó que la desconfianza de los inversores responde más a una cuestión de "percepción que de realidad". Al respecto, calcularon en 6,5% de suba en los precios al consumidor.

Para este año, la Cepal proyectó un crecimiento del 0,7%, mayor incluso que el que prevé el Gobierno (0,5%), aunque precisó que la inversión extranjera directa será la menor desde 2006 (US$ 3408 millones) y que el déficit financiero será del 0,8%.

En diálogo telefónico con LA NACION desde Santiago, Chile, la secretaria ejecutiva de Cepal, Alicia Bárcena, dijo que el problema local de la inflación "es controlable" y recomendó discutir la implementación del impuesto a las ganancias para toda la renta financiera.

Junto a Bárcena, participó Osvaldo Kacef, director de Desarrollo Económico y autor principal del informe, que admitió que las altas tasas de interés que paga el país en relación con sus vecinos responde a "un problema de reputación".

-¿Por qué proyectan en 2009 un crecimiento aún mayor que el del Gobierno?

-Hubo interrupciones importantes en el crecimiento, pero vemos una recuperación en el último trimestre por la suba en el precio de la soja. Y en 2010 estimamos un crecimiento del 4 por ciento por el precio de las exportaciones, mejores condiciones de cosecha, una situación internacional más propicia y una operación probable para la deuda.

-¿Se basan en las cifras del Indec, que son cuestionadas?

-Sí, no tenemos otra forma de estimar, aunque utilizamos otros indicadores también.

-¿Por qué el país tuvo una salida tan fuerte de capitales?

-Hay un tema de confianza por las elecciones; es un tema que tiene más que ver con lo político que con la economía. El país tiene buena productividad, innovación, programas de empleo e invirtió para que la pobreza caiga en forma importante.

-¿La inflación no puede empañar la recuperación del PBI?

-No lo creo, esperamos un crecimiento mejor porque la economía argentina está asociada a Brasil, que se recupera rápidamente y muy bien. Y también a la dinámica de China. La inversión se contrajo, al igual que el comercio, pero desde abril ambos muestran una recuperación.

Mitos por vencer

-El anuncio del canje generó optimismo, pero a la vez temor de que el país se endeude más de lo que pueda financiar.

-Ese es uno de los mitos a vencer. Igual que la inflación, que dejó de ser un problema, al igual que en el resto de la región, salvo en Venezuela. Pero es verdad que no hay que endeudarse más allá de la capacidad de pago del país, pero se ve una reactivación también en el sector privado más allá del estímulo público.

-¿La inflación acá no es un problema?

-Es un problema más de percepción que de realidad; creemos que es controlable.

-¿Qué beneficio concreto traerá cerrar esta operación?

-Kacef: le permitirá aumentar su capacidad del financiamiento porque el año próximo habrá déficit por la suba del gasto, que aumentará con las elecciones [de 2011].

-¿Qué debe hacer la Argentina para pagar una tasa baja?

-Kacef: es un problema de reputaci

Temas en esta nota