El cambio comienza por uno mismo

Con la participación de CREA y la SRA, se mostraron los avances que lograron varias comunidades del país.

12deDiciembrede2009a las08:14

Con el objetivo de intercambiar experiencias exitosas de desarrollo local, debatir sobre el liderazgo y la interacción de los sectores público y privado en las comunidades del interior del país, más de 300 emprendedores sociales, políticos y empresariales se dieron cita recientemente en Buenos Aires, en el marco de la IV Jornada de Liderazgo Local.

El evento fue organizado por los programas Líderes de CREA, Ceida (de la Sociedad Rural) y el Programa de Desarrollo Dirigencial (PDD), de la UCA, junto con el Programa de Desarrollo Local de Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC).

"De los laberintos se sale por arriba", sostuvo Carlos Alvarez Teijeiro, director de Comunicación en Radiotelevisión de la Región de Murcia, España, al parodiar a Leopoldo Marechal para referirse a la búsqueda de "soluciones imaginativas" ante las crisis y la necesidad de cambiar los paradigmas de la convivencia, la ciudadanía y la política.

Alvarez Teijeiro celebró que en los últimos años se dieron algunas mejoras en este aspecto, como el surgimiento de una conciencia medioambiental ("dejamos de pensar que heredamos la tierra de nuestros padres, para entender que la tomamos prestada de nuestros hijos") y el auge de la responsabilidad corporativa, pues muchas empresas entendieron que son parte de una sociedad en la que todos tiene que ganar.

Durante la jornada se presentaron experiencias concretas de liderazgo local en cuatro ciudades del interior del país. Ricardo Villar expuso el caso de Coronel Pringles, provincia de Buenos Aires. En esta localidad de 23.000 habitantes, una iniciativa solidaria logró reunir a 20.000 personas en una maratón, para colaborar con alimentos a Cáritas y fortalecer el compromiso con instituciones como el hospital, con la donación de un tomógrafo y otros insumos.

La iniciativa derivó en la creación de una ONG y, a fines del 2007, de un partido político. "En un pueblo chico, donde todos nos conocemos, empezamos a juntarnos para mejorar el acceso al trabajo, la calidad de vida, la educación y la inclusión social. Luego hicimos un partido, pensando en la verdadera política, participativa", dijo Marcelo Coss, referente de Compromiso Pringles. Desde allí se puso en marcha un plan de alfabetización para adultos y una fábrica cooperativa de zapatillas.

Ariel Kihn, integrante del Foro Cívico del municipio de Crespo, Entre Ríos, coincidió en que la recomposición de los vínculos de confianza es fundamental para incentivar la participación ciudadana en las políticas públicas, y explicó que en esta localidad de 18.000 habitantes se realizó un sistema de formulación y control de los recursos públicos, mediante el cual la población determina el destino de las inversiones y las acciones del gobierno municipal.

"Las alianzas entre los ámbitos público y privado están presentes en los 10 países más exitosos del mundo", afirmó Félix Mitnik, coordinador del Programa de Desarrollo de Cadenas Productivas de Córdoba. Se refirió a las acciones desarrolladas en Córdoba para incrementar la competitividad de las PyMES, promoviendo la asociatividad, y apuntó que, en la actualidad, el liderazgo ya no se basa en el carisma de una persona, sino en un tipo interorganizacional que busca establecer consensos con la sociedad civil.

Tal es el caso de Bragado, provincia de Buenos Aires, donde la interacción de los ámbitos público y privado permitió avanzar en un proyecto de recuperación de la identidad cultural, a partir del cual se restauraron las instalaciones del Teatro Constantino, cerrado desde 1928.

En Rafaela también pueden dar cuenta de los logros obtenidos por consenso y con la colaboración de toda la sociedad. Allí, desde el Foro Cívico se impulsó la creación

Temas en esta nota