El mercado de autos usados recupera su ritmo

Si bien el sector terminará el año con una caída, las mejoras evidenciadas en noviembre permiten estimar un mejor escenario para el año que viene

Por
14deDiciembrede2009a las07:47

La venta de automóviles usados logró encontrar el envión que necesitaba para poder llegar a culminar el año con una pauta de crecimiento que ayude a recortar la caída del primer semestre y, de esa manera, empezar a vislumbrar un mejor escenario de negocio para el 2010.

Según datos de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), durante noviembre las ventas subieron 13 %, comercializándose 113.400 unidades mientras que en igual mes de 2008 se habían vendido 100.297 autos usados.

Pero la buena noticia llega a su fin si se mide noviembre contra octubre de 2009 cuando se vendieron 118.816 unidades, ya que el segmento registra una caída de 4,56 por ciento.

Comparado los primeros 11 meses del año (1.209.180 vehículos) con igual período del 2008 –1.311.037 unidades– la baja es del 7,77 por ciento.

“Noviembre marcó el mayor crecimiento del sector, lo que nos deja mejor posicionados para finalizar el año”, afirmó Alberto Príncipe, titular de la CCA. Como diciembre generalmente refleja números positivos, el sector que en octubre estimaba terminar el 2009 con una reducción de mercado de 10%, ahora ya recompuso las previsiones y se estima una caída menor, de alrededor de 8 por ciento.

Volver a ser rentables

Aunque durante octubre el sector había tenido una baja inesperada explicada por la falta de entrega de autos cero kilómetro que a su vez retrasaba la entrega de usados como parte de pago, la reactivación de los “nuevos” sumado a la cercanía de fin de año y la posibilidad de cambiar de modelo, parece haberle dado aire al mercado.

“Fue un año muy difícil, que arrancó mal pero hacia junio comenzó a revertirse la tendencia. Y vamos a terminar mejor de lo pensado, con un volumen de ventas superior a 1.300.000 unidades”, aseguró Príncipe.

Sin embargo, a la hora de pensar más en largo plazo, el empresario aseguró que el 2010 propondrá un mercado donde el principal objetivo será la rentabilidad. “En 2009 crecimos en venta de unidades, pero resignamos nuestro margen que ahora debemos pensar en recuperar”, aseguró a El Cronista.

A partir de esto, se vislumbra un incremento en los precios de las unidades usadas, en especial en aquellos modelos con una antigüedad no mayor a los cuatro años. Sin embargo, Príncipe minimizó esta posibilidad y se mostró “optimista” frente a la aparición de una herramienta inexistente en el mercado: el crédito. “Si sumamos financiación no se presionaría tanto sobre los precios finales”, sostuvo.

De todas formas, y pese a ese optimismo, admitió que hasta abril del año próximo los concesionarios de autos usados deberán diversificar su cartera de negocios para poder sobrevivir. Por eso recomendó a sus asociados buscar opciones, “como por ejemplo, los talleres y la venta de repuestos”.

Temas en esta nota