Barañao: "La Argentina puede tener el nivel de vida de cualquier país europeo"

En una entrevista con lanacion.com, el ministro de Ciencia y Tecnología aseguró que debe basarse "en el conocimiento"; anunció la creación de un canal de TV dedicado a acercar la ciencia a la empresa y explicó cómo intenta generar políticas de largo plazo

14deDiciembrede2009a las16:00

En el estricto sentido de la palabra su gestión es incomparable. Él lo sabe y se lo toma con humor cuando dice que están "recién aterrizados". Lino Barañao es el primer ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MinCyT) que ha tenido la Argentina. Desde que hace dos años, el actual gobierno de Cristina Kirchner decidió que la Secretaría de Ciencia y Tecnología suba un escalón en el organigrama al rango de ministerio este doctor en ciencias químicas en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, especializado en biotecnología, se hizo cargo de la nueva institución.

En su discurso existe un optimismo claro, cree que el país se encuentra en su adolescencia y entiende que esto es lógico teniendo en cuenta nuestro pasado. Quizás por su formación científica hace un análisis de la actualidad lejana de lo que muestran los medios y si bien reivindica la relación entre política y ciencia, no pareciera ser un defensor dogmático del Gobierno. Salvo algún caso puntual, como las críticas que recibió en relación a un estudio sobre el glifosato , no ha tenido mayores trabas en su gestión. El ministro también es una rara mezcla de visión de largo plazo, por su formación, y pragmatismo para vincular ciencia y empresa en la actualidad. En la serie de entrevistas de cara al Bicentenario, en su despacho situado en la avenida Córdoba donde se encuentra la maqueta de la futura sede del ministerio en las ex Bodegas Giol, Barañao opina sobre el país en un mano a mano con lanacion.com.

¿Cree que la Argentina puede basar su crecimiento futuro en el conocimiento? Deje su opinión

- ¿El Bicentenario es una fecha que puede motorizar una oportunidad real de lograr algún avance o es una propuesta que puede quedar sólo en lo abstracto?

- Creo que es una fecha para hacer un balance y relanzar el país hacia un nuevo objetivo, me parece que estos ejes del Bicentenario son muy claros: ciencia y tecnología, federalismo e integración latinoamericana, son ejes muy distintos a los del primer centenario donde se creía en un modelo agroexportador elitista mirando hacia Europa.

- En ese contexto, y a dos años de la creación del ministerio, ¿cuál es su balance?

- Hasta la creación del ministerio ha habido buena ciencia basada en el voluntarismo de individuos y un financiamiento ecléctico. Se pensaba en la ciencia como un factor cultural y no como un disparador de la economía. Nosotros apuntamos a achicar esa brecha entre ciencia y economía, creemos se tiene que apuntar a generar trabajo de calidad para mejorar a la sociedad. Por algo nuestra denominación incluye "innovación productiva", ese no es un agregado inocente.

Estamos convencidos de que la Argentina puede ser un país que basa su economía en el conocimiento. Hasta ahora se ha basado en los recursos naturales y esto es una base importante, pero no es excluyente. No podemos dar trabajo de calidad a la población basados en los recursos naturales.

- Pero, ¿cuál es la propuesta de su ministerio frente a esto?

- Tenemos una expectativa marco, una suerte de folleto turístico, que nos dice adónde tenemos que ir. No tenemos todos los detalles, pero tenemos en claro que queremos ser un país desarrollado que basa su economía en el conocimiento, nuestras acciones concretas apuntan todas a esa meta.

Los últimos estudios mostraban 120 áreas prioritarias, eso es políticamente correcto pero se queda en el universo de lo posible, cuando uno entra a trabajar en detalle se da cuenta que los sectores clave son salud, energía renovable, agroindustria y desarrollo social.

Temas en esta nota