Piden exportaciones "abiertas" y mercados "transparentes"

Dicen que eso le permitiría a la Argentina aprovechar las oportunidades mundiales.

Por
15deDiciembrede2009a las07:41

Cuatro entidades técnicas le recomendaron al Gobierno nacional que “abra” las exportaciones y “transparente” los mercados para que Argentina pueda “aprovechar las oportunidades” mundiales.

Estas recomendaciones se dieron en el marco de un mensaje conjunto de la Asociación de la Cadena Soja Argentina (Acsoja); la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (Maizar); la Asociación Argentina de Trigo (Argentrigo); y la Asociación Argentina de Girasol (Asagir).

En el tradicional encuentro de cierre de año, las entidades hablaron de la necesidad de volver a contar con “mercados libres y competitivos, con reglas claras que permitan la libre formación de los precios, y sin intervenciones que desvirtúen su accionar”.

El presidente de Acsoja, Rodolfo Rossi, consideró que “resulta fundamental buscar herramientas para que vuelvan a funcionar los mercados de futuro y se dinamicen los contratos de entregas a futuro de mediano plazo, hoy con serias dificultades”.

Para Rossi, “contar con licencias automáticas de exportación y con registros de exportación abiertos todo el año sin restricciones y en un marco competitivo serían señales claves en este sentido”.

El presidente de Acsoja aseguró que “con registros abiertos y sin intervención de los mercados nunca faltó el abastecimiento del mercado interno”, destacó Rossi.

El representante de los sojeros consideró “imprescindible trabajar conjuntamente entre todos los sectores de las cadenas para equilibrar el esquema de rotación de cultivos y, a nivel comercial, para lograr una oferta variada y equilibrada de productos. Así, estaremos contribuyendo a la sostenibilidad de todo el sistema productivo argentino”.

Las cuatro entidades técnica también coincidieron en el pedido de “reducir y eventual eliminar de los derechos de exportación para todos los productos y sus derivados como medida para incentivar la producción, la rotación de cultivos y para generar inversiones en cada uno de los sectores, con sus consiguientes beneficios en el largo plazo para el conjunto del país”.

Según las instituciones, “estas medidas tendrían la doble virtud de contar con un mínimo o incluso nulo impacto fiscal y regenerar el aparato productivo, pues la caída del ingreso por retenciones se compensaría con un mayor ingreso fiscal por otros tributos a nivel provincial y nacional”.

Temas en esta nota